Los docentes se hicieron escuchar durante la primera jornada del paro que impidió que muchas escuelas comenzaran las clases. Además, fuentes oficiales y gremios se cruzaron a la hora de hablar del porcentaje de acatamiento.

 

En el marco del paro por 72 horas que complicó el comienzo del ciclo lectivo, los docentes bonaerenses nucleados en el Frente de Unidad Gremial (FUDB) marcharon junto a la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) hacia Plaza de Mayo para exigir “salarios dignos y escuelas seguras”, así como también para reclamar por la paritaria nacional, suspendida desde 2017.

La marcha comenzó con una convocatoria multitudinaria. Desde 9 de Julio y Avenida de Mayo, los maestros avanzaron hacia la Plaza de Mayo, donde realizaron el acto central.

“Estamos reclamando la paritaria nacional docente, el cumplimiento del financiamiento educativo y que las escuelas estén en condiciones de enseñar y de aprender. Hay un altísimo acatamiento en todo el país a pesar de las presiones y los aprietes del Gobierno y a pesar de los dichos de los funcionarios nacionales y provinciales”, remarcó Sonia Alesso, secretaria general de Ctera.

“En la provincia estamos en conflicto hace más de un año. Un conflicto innecesario. No hay voluntad política para resolver esta situación”, dijo por su parte la titular de FEB, Mirta Petrocini, quien volvió a quejarse de la última oferta salarial del Gobierno de María Eugenia Vidal, al que calificó de “vergonzoso”. Y sostuvo que los docentes están “empobrecidos”, muchos “muy cerca de la línea de indigencia”.

En cuanto al momento de reclamar por obras de infraestructura escolar por escuelas seguras, Petrocini recordó a Sandra y Ruben, la vicedirectora y el auxiliar fallecidos tras la explosión de la escuela de Moreno.

Al mismo tiempo, estatales bonaerenses enrolados en ATE, médicos de Cicop y judiciales de la AJB se movilizaron a la Casa de la Provincia para reclamar por la convocatoria a paritarias y por la pérdida del poder adquisitivo del año pasado.

Desde ATE y la CTA Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi, expresó en un comunicado que vienen “construyendo medidas de acción ante las insistencia del gobierno de descargar la crisis sobre las y los trabajadores y los sectores más vulnerables”.

 

Contrapunto por la adhesión

 

La adhesión a la primera jornada del paro docente otorgó cifras encontradas: mientras que para el Gobierno fue del 38 por ciento en las escuelas bonaerenses, para los gremios rondó el 90 por ciento.

“Luego de relevar 9.838 escuelas públicas a través de 135 inspectores distritales, 1.770 inspectores areales y más de 9.000 directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro en el día 6 de marzo del 38 por ciento y 98 servicios educativos cerrados”, indicaron fuentes oficiales.

En total, los establecimientos de ambas gestiones -pública y privada- alcanzan 14.820 entre los niveles de inicial, primario y secundario en toda la provincia. “Abrimos todas las escuelas y todos los comedores escolares están funcionando. Estamos buscando que todas las escuelas estén abiertas hoy, mañana y pasado”, dijo el titular de Educación, Gabriel Sánchez Zinny.

Sin embargo, para el Frente de Unidad Docente bonaerense, el acatamiento a la primera jornada del paro de 72 horas fue de entre el 87 y 90 por ciento, dependiendo la localidad. Hubo ciudades como Mar del Plata donde la adhesión se ubicó en torno al 80 por ciento, mientras que en La Plata también la mayoría de las escuelas no tuvieron actividad.

Para el titular de Suteba, Roberto Baradel, el acatamiento fue “masivo y contundente” pese a “las amenazas de los funcionarios” de la gobernadora María Eugenia Vidal en relación a los descuentos que hará la Provincia.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales