FOTO Avp Fotos Andrea Piedrabuena

Dos clubes que nacieron hace menos de diez años, dos ejemplos de solidaridad, pasión y superación. Si bien uno no comparte absolutamente nada con el otro, el Club Social y Deportivo Manzanares y Manzanares Rugby Club, enseñaron en poco tiempo a los casi 10 mil habitantes de la localidad, que no todo pasa por la remuneración y que su trabajo se centra en inculcar valores y en formar grandes personas.

¿Pero cómo se fundaron estas dos importantes entidades deportivas? Siete años atrás nacía el CSyDM. La familia Guzmán se animó a crear un espacio para que los chicos no tuviesen que estar en la calle y así poder jugar al fútbol sin necesidad de abonar cuotas exuberantes.

Al respecto, Rodrigo, quien tomó la presidencia después del mandato de su papá, relató cómo arrancó este proyecto, desde el primer segundo hasta ser uno de los clubes más importantes dentro de la Liga Escobarense, entre otros.

¿Cómo arrancó el club?

Es un gran desafío que nos gusta encarar, ya que nunca se había hecho algo tan serio y perdurable en Manzanares (Guzmán)

En principio yo jugaba al fútbol, pero en otro club que fundamos con unos amigos. Se llamaba Club Social y Deportivo Pilar Unidos. Tuvimos algunas diferencias y se disolvió, pero como no queríamos dejar parados a tantos chicos, mi papá me comunicó esta loca idea de armar un club en Manzanares, ya que él vive ahí desde hace muchos años. Me dijo ¿por qué no hacerlo? En reunión familiar le dije “estás loco” (risas) pero de a poco tomó forma y así comenzó esta historia.

Es sumamente importante tener una buena base para arrancar un proyecto así, un buen cimiento que te permita comenzar de la mejor manera y te permita poder progresar sobre él con el correr del tiempo y afortunadamente mi papá así lo hizo. Desde el comienzo llevó todos los papeles en regla, lo que nos permitió poder crecer, pedir subsidios, entre otras cosas. Fue una satisfacción poder concretar esto para el pueblo, para poder darles algo a los chicos y no para que termine de un año para el otro. Cuesta mucho, pero es un gran desafío que nos gusta encarar, ya que nunca se había hecho algo tan serio y perdurable en Manzanares.

Es de público conocimiento lo difícil que fue el comienzo del club ¿Cómo se recompusieron después de ello?

Esta semana se cumplió un año desde que alambramos el predio. A los días, nos robaron algunos elementos del club y parte del tejido. Con mucho trabajo, pasión y sudor, pudimos volver a llevarlo a cabo. A pesar de lo complicado que está todo, pudimos salir adelante.

Habíamos abierto un gimnasio en el Barrio Luchetti, pero lamentablemente lo tuvimos que cerrar. Teníamos taekwondo y boxeo, pero el pago del alquiler se nos hizo imposible. Al mismo tiempo, no nos olvidamos que somos un club social y que había mucha gente que no podía pagar la cuota social, porque esto lo hacemos para que los chicos no tengan que estar en la calle. En un futuro, no muy lejano, construiremos uno en el club.

Siempre nos enfocaremos en lo social, dando todo y con el fin de seguir apoyando el deporte en el pueblo (Guzmán)

¿Cómo continuó el crecimiento?

En los últimos dos años crecimos muchísimo. Hicimos un enfoque muy grande en cuanto a lo institucional y a estructura. Junto a Sebastián Villazul, que es el vicepresidente, encaramos en profundidad todo lo referido a los contratos, obteniendo los derechos de las tierras, trabajando en los alambrados, estructuras no fijas, tener el seguro de Responsabilidad Civil y demás.

Hoy en día contamos con 26.200 metros. Hicimos una cancha oficial de fútbol, tenemos una auxiliar y una construcción de unos 110 metros, lo que corresponde a los vestuarios. Estamos en proyecto de una cancha de pasto sintético para fútbol 5, pero nos falta un poco ya que es muy costoso poder traer la alfombra que compramos. Pensamos que sería una buena idea para que los chicos que recién están comenzando puedan utilizarla, al igual que el hockey.

¿Qué disciplinas se practican en la institución?

Hoy en día tenemos fútbol, en todas sus categorías (desde 2009 en adelante) y fútbol femenino (a partir de los 17 años) con las cuales terminamos el torneo del año pasado en el segundo lugar. Este año también tuvimos un buen trabajo gracias al DT Manuel Serrano, donde las chicas están siendo protagonistas.

La idea es empezar a sumar más categorías y que las nenas más chiquitas puedan pertenecer a nuestro club. Sabemos que esta disciplina está en pleno auge y es por ello que presentamos un proyecto para que las chicas puedan jugar dentro del mismo torneo en el que participan los hombres. Queremos que el fútbol femenino siga creciendo pero también somos conscientes que, a pesar de que podamos tener muchas ideas, se nos complica porque somos pocos los que llevamos adelante al club. Siempre nos enfocaremos en lo social, dando todo y con el fin de seguir apoyando el deporte en el pueblo.

Más allá del deporte, lo más importante es que los chicos tengan una contención, responsabilidad y el compromiso de ir a entrenar, de conocer a otros chicos, de trabajar en grupo y todo ello, llevarlo a la casa. Nosotros tenemos diferentes realidades sociales dentro del club, que a veces se complica poder tratarlas, pero uno como padre trata de dar lo mejor, como si fuesen sus hijos.

¿Pensaste alguna vez que de esa loca idea, iban a llegar a donde están hoy?

Manzanares es tierra de tradición. Cuando uno intenta instalar algo nuevo, hay gente que le gusta y a otra que no. Los cambios no siempre son buenos ni siempre van a gustar, pero la realidad es que nosotros dimos desde el primer minuto nuestro corazón, nuestra vida en el club. Le damos una mano a las escuelas, al jardín y estamos pendientes para ayudar a otras entidades. Tratamos de articular y que todo el mundo crezca, porque si el pueblo y el club crecen, también lo van a hacer los chicos. Antes se tenían que venir hasta Pilar y hoy tienen un club cerca.

Estoy tranquilo, en mi mente y en mi corazón, que dejo todo por este club y los demás. Esto es algo de todos los días, desde que me levanto hasta que me acuesto, mi mente está en Manzanares. Mi familia me banca mucho, a veces no (risas) pero entienden que es mi trabajo y es todo para mí. Uno puede cambiar de amores, de trabajo, de auto, pero la pasión no la cambias por nada.

Club Social y Deportivo Manzanares

Dirección: Cabo Primero A. Brashich 349-399 (Ex Martel)

Mail: csydmanzanares@hotmail.com

 El rugby es cosa de todos

En el 2014, un ex jugador de rugby decidió cumplir el deseo de crear su propio club, uno que le hiciera sentir a los chicos lo que él sintió en algún momento, esa sensación como de estar en casa.

Al igual que Guzmán, Alberto Pinto, fundador del Manzanares Rugby Club, señala que el proyecto arrancó como “una loca idea de hacer algo diferente” ya que “no era muy común, en ese entonces, que se practique algún deporte que no sea con la pelota redonda”.

“Comenzamos a hacer algunos flyers, bueno, nosotros le decíamos panfletos en mi época, y comenzamos a repartirlos por las calles del distrito. Al primer entrenamiento vinieron 10 chicos, al segundo ya contábamos con 25 y así fue creciendo con el transcurso de los años, algo que nos llevó a tener actualmente 500 personas de ambos sexos, ya que hace muy poco ingresó al club el rugby y hockey femenino”, añadió.

Lo que planteamos desde el primer día es que si lo íbamos a hacer, lo íbamos a hacer bien (Pinto)

¿Cómo fue el trabajo inicial del club?

Fue un trabajo de hormiga. Lo que planteamos desde el primer día es que si lo íbamos a hacer, lo íbamos a hacer bien. Tratamos de tener todos los papeles al día, ya que somos una asociación civil sin fines de lucro y estamos reconocidos por la Municipalidad de Pilar como una entidad de bien público. Una vez que tuvimos todo en orden, comenzamos a pensar cómo íbamos a conseguir un predio, ya que esta disciplina requiere de un espacio grande.

Todo lo que logramos fue gracias al apoyo de vecinos y del plantel superior que se esfuerza mucho, realizando la famosa “pollada” donde recaudamos fondos que se invierten directamente en la construcción del club o para el viaje de los chicos, porque no siempre jugamos de local. Tenemos un par de sponsors, pero estaríamos necesitando más (risas). No es un trabajo fácil, pero sí muy gratificante. Ver a los chicos disfrutando en el club y a pesar de lo que pueda suceder en la cancha, termina el partido y nos juntamos todos a comer. Sin desmerecer las otras disciplinas, el rugby es maravilloso, te marca para toda la vida.

¿En qué están trabajando actualmente?

Ahora estamos encarando la construcción de los vestuarios. Nuestro lugar está en el predio que era del Ferrocarril que nos cedió el ABE (Administración de Bienes del Estado) en conjunto con el Municipio de Pilar, en forma de comodato, el cual se efectúa por tiempo indeterminado.

Uno de nuestros mayores propósitos era poder ingresar a la Unión de Rugby de Buenos Aires, algo que pudimos lograr con el plantel superior gracias al Torneo Empresarial. Este es el segundo año que estamos participando, siendo que en esta temporada logramos el ascenso a Primera. Afortunadamente estamos de la mitad de la tabla para arriba. Deportivamente estamos en un momento maravilloso. También tenemos una categoría intermedia, que está para ingresar en otro tipo de campeonato, infantiles y juveniles: M15 y M16. Nuestro mayor deseo es que puedan ingresar en la URBA, lo que le dará un impulso muy importante al club y a Manzanares.

¿Qué objetivos tienen en mente?

Nuestro objetivo está en seguirle inculcando a los chicos los principales valores que les da el rugby y que vean que existe otra forma de encarar la vida. Si hay algo que te enseña este deporte, es a ser fuerte frente a las adversidades, si te caes te levantas y siempre vas a tener un compañero que te ayude. Se sabe que en el rugby no hay estrellas, son 15 los que entran a la cancha y del primero al último, son todos igual de importantes. Además, yo siempre lo remarco, en este deporte juega el alto, el bajo, el gordo o el flaco. Si vienen buenos jugadores, bienvenidos sean, pero lo importante es sacar buenas personas. Muchos de los chicos no pagan porque no pueden, pero nosotros somos un club inclusivo y nadie se va a quedar afuera por no tener plata. Nos encargamos de darles las medias, los pantalones, las camisetas, todo. Por medio de donaciones que nos hacen clubes grandes, tenemos para repartir botines, como así también el Estado nos ha dado mucho material para los chicos.

No es un trabajo fácil, pero sí muy gratificante (Pinto)

Queremos seguir creciendo. En mi caso fui uno de los que di la puntada inicial, pero cuando termine mi segundo mandato dejaré de ser presidente. Ahí vendrá gente joven y con muchas ganas de seguir sacando el club adelante. Aunque admito que no me alejaré de acá. Estamos esperando que la Municipalidad nos confirme una fecha para la Asamblea, pero ya está decidido.

Juan no va a tomar la presidencia. Él está más interesado en la parte deportiva, por más que él ya está en la parte dirigencial. Es entrenador de la M16 y algunas categorías del hockey. Eso es lo que realmente le gusta a él. Yo creo que va a seguir por ese lado.

¿Por qué rugby y no otro deporte?

Yo jugué toda mi vida al rugby. Fui integrante del primer equipo de esta disciplina, del Pilar Rugby Club. La camiseta era verde y naranja. Jugué en Hurlingham pero cuando mis papás se separaron, me vine a vivir a Manzanares. Mi abuelo me dijo que no viaje más hasta allá y ahí comencé a dedicarme al fútbol, hasta los 17 años que volví a jugar a Pilar. Fue mi lugar en el mundo. Hoy en día encaro este proyecto con gente excepcional y ni hablar de hacerlo junto a mi hijo, es lo mejor que te puede pasar en la vida.

¿Qué significa Manzanares Rugby?

Desde hace cinco años es mi vida. Después de mi familia, es lo más importante que tengo. No se cambia por nada.

 

Manzanares Rugby Club

Contacto telefónico: 0230 15-455-8127

Dirección: Tte. Antonio Jukic 8

Mail: manzanaresrugbyclub@gmail.com

Belén Gómez

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado