La investigación se inició con un video que mostraba la crueldad de la actividad. La policía allanó una caballeriza en Monterrey y rescató a los equinos.

Presidente Derqui fue puesto bajo la lupa luego de que a fines de marzo de este año se conociera un video en redes sociales que mostraba como se realizaban las cinchadas de caballos, uno de los actos más crueles para los equinos que por diversión y afán de ganancias por apuestas de su dueños son golpeados e incluso, arrastrados por el animal que salga vencedor.

El video causó repudio de proteccionistas y vecinos del distrito, pero también conmocionó a nivel nacional ya que lamentablemente, este tipo de actividades se llevan a cabo en distintos puntos del país.

A partir de las repercusiones que la filmación obtuvo, por la crueldad que la caracteriza, la policía del distrito tomó cartas en el asunto e inició una investigación para que, no solo los responsables del video si no también quienes participan en él, los dueños del predio donde se realizan las chinchadas y los organizadores, tuviesen que enfrentar a la justicia por esta actividad que, más allá de su crueldad, es ilegal en Argentina.

La causa está caratulada como “Infracción a la Ley 14.346, Malos Tratos y Actos de crueldad animal” y es llevada por la UFI N º 2 que lidera la fiscal Valeria Oyola. El Juez de Garantías Nº 6 determinó que la parte trasera de una caballeriza del barrio Monterrey era el escenario del video y dictó una orden de allanamiento.

Efectivos policiales del Destacamento de Monterrey, en conjunto con la Comisaría Pilar 2ª llegaron al lugar y encontraron cinco caballos. “Se encontraban en boxes separados, sin condiciones adecuadas. Al menos tres de ellos eran utilizados para tracción a sangre, con carro”, dijeron desde la policía a Diario Resumen.

Asimismo, explicaron que los cinco equinos estaban en un estado de abandono notable y que, en el lugar se encontraba un joven de 26 años que fue aprehendido debido a su participación en las filmaciones que originaron la investigación y por resistencia a la autoridad.

Los cinco caballos fueron judicializados, pero enviados a una ONG para que reciban los cuidados (curaciones, alimentación) necesarios para el resguardo y la preservación de su vida.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales