El caso de Pamela Palacios conmocionó a todo el distrito, y movilizó el espíritu solidario. Diversas entidades organizaron un evento para ayudarla a recuperar un lugar donde vivir con sus hijos.

Ya pasó más de un mes desde la fatídica madrugada en la cual Pamela Palacios logró salir junto a sus dos hijas de la casa en llamas en la cual se encontraba, producto de una discusión con su ex pareja, la cual había desencadenado una serie de actos de violencia que culminaron en el incendio de su hogar en el barrio de San Alejo.

Como atenuante, cabe recordar que la joven de 25 años se encontraba embarazada, pero eso no detuvo a su agresor. Sin embargo, el hecho de haber salido con  vida junto a las dos pequeñas y el bebé que estaba en camino fue una victoria para ella.

Tras el episodio, tanto madre como las hijas de 4 y 6 años se habían quedado sin absolutamente nada, y esto, una vez más motivo el espíritu solidario de los vecinos del distrito, que comenzaron de a poco a acercarse a la familia para apoyarla y aportar lo que pudieran necesitar.

A tal punto, que el pasado fin de semana, se llevó a cabo un evento de fútbol solidario en unas canchas de Pilarica, impulsado por Jóvenes Solidarios de Pilar, Roperito Solidario y la Asociación Pilarense de Fútbol.

Este torneo con equipos de fútbol de veteranos de la liga local se centró en recaudar los fondos necesarios para afrontar los costos hospitalarios de Pamela y sus hijas, como asimismo recolectar vestimentas y materiales con los cuales comenzar a levantar la vivienda derrumbada por el fuego.

Al respecto, Jorge Juárez, representante de Jóvenes Solidarios, contó: “Nos movilizó la problemática de la vecina, y si bien más allá que nosotros nos dedicamos a recaudar útiles para los chicos y alimentos para los merenderos, esta es una temática que está creciendo mucho en forma preocupante y esto fue algo que sentimos todos como muy cercano”.

Y agregó: “Debemos exponer, hacernos cargo, tomar las problemáticas en nuestras manos y salir a resolverlas. La violencia de género, hoy en total exposición y en plenitud de su lucha, nos permite identificar e ir en busca de la ayuda y sus soluciones. Quizás hoy no contamos con las herramientas necesarias para combatir y educar en su totalidad sobre esto, pero no debemos dejar de exponer, proclamar y solicitar para que al fin las obtengamos. Juntos podemos encabezar proyectos que sepan construir, para darle un giro al presente y obtener un futuro con víctimas acompañadas, haciéndolas sentir seguras de que una vida normal y mejor les corresponde, como siempre debió ser”.

 

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad