Los integrantes de la 9° promoción de la Escuela Municipal de Guardavidas efectuaron su último viaje instructivo al mar. En el verano, deberán realizar guardias en las playas de Mar de Ajó.

 

Días atrás, los integrantes de la octava promoción de la Escuela Municipal de Guardavidas recibieron sus Libretas Profesionales que los habilitan a trabajar como nuevos profesionales en todo el país, y durante el último fin de semana los alumnos que integran la novena promoción han ingresado en la etapa final de su cursada con el desarrollo de una nueva salida al mar.

Acompañados por el director del espacio gratuito que depende de la Dirección General de Deportes comunal, Alejandro Parral y algunos de sus profesores, los aspirantes viajaron hasta el Partido de la Costa, donde tuvieron contacto con las aguas del Mar Argentino.

“Fue el último viaje instructivo antes de comenzar con las guardias durante todo el mes de enero y parte de febrero. A diferencia de otras oportunidades, no nos tocaron días muy lindos desde lo climático y el mar estuvo picado y peligroso para trabajar con los chicos”, contó Parral ya de regreso a Pilar.

“Este grupo es muy numeroso y creo que todos demostraron estar preparados para hacer las guardias de enero. Fue una muy linda experiencia porque nos tocó el mar con sudestada aunque el último día mejoró. Estuvo bueno para practicar y que los chicos vayan a la Costa con la mejor experiencia posible”, añadió el experimentado guardavidas.

Junto a la guía de Parral y varios de los profesores de la Escuela, los aspirantes pudieron realizar trabajos de diversa índole. “Hicimos simulacros de rescate en diversas modalidades. Dos por un tercero, tres por un cuarto, cadena. También hicieron bastantes entradas y salidas pasando las rompientes aunque el mar no nos dejó mucho porque estaba muy picado”, detalló.

Como habitualmente sucede, los alumnos también pudieron probar lo que significa trabajar en zonas cercanas a muelles, algo completamente diferente y mucho más peligroso. “Es una experiencia única porque las olas y las corrientes de agua son totalmente diferentes. Hay mucha más turbulencia y existe el riesgo de pegarse con un pilote”, explicó el profesor.

“¿Como vimos a los chicos? La gran mayoría estuvo bien pero siempre en un grupo hay quienes están muy fuertes y otros a los que les cuesta entrar. En esta oportunidad el mar estuvo muy fuerte y a casi todas las chicas les costó entrar. El mar estaba peligroso, no fue fácil poder hacer la actividad pero nosotros siempre las afrontamos extremando las medidas se seguridad”, confió Parral. Y cerró: “por primera vez en estos nueve años, el clima no nos trató bien, no fue de las mejores salidas. Solo en la última jornada nos dejó trabajar un poquito más”.

La nómina de aspirantes que viajó hasta Mar de Ajó estuvo integrada por Tomás Blenich, Cristian Azagra, Julián Benzaquén, Mariano Buitrago, Lucas Brignardelo, Ignacio Contreras, Braian Delgado, Camila Dimeola, Facundo Gómez, Rodrigo Fernández, Leandro Gardón, Guillermo Istueta, Lionel Domínguez, Tomás Mazzini, Camila Monje, Juan Pachamé, Matías Pellegrini, Nicolás Parral, Nazarena Ruiz, Darío Montero, Iara Tenca, Nadia Pralong, Mayra Vilches, Roy Rojas, Florencia Rojas, Agustina Martínez, Nazareno Coria, Martín Wilhelm.

“Los chicos regresaron a Pilar sumamente entusiasmados y con ganas de volver en sus vacaciones para las guardias y adquirir mayor experiencia”, terminó Parral.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Deportes