El exsecretario de Obras Públicas, declaró en el juicio en su contra y aseguró que los 9 millones de dólares no eran de él sino de personas vinculadas a la política pero que no podía dar más detalles.

“Ese dinero no es mío. Ese dinero era de personas vinculadas a la política, de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias, y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”, dijo López ante el Tribunal, del que no aceptó preguntas.

López fue trasladado desde el penal de Ezeiza, para brindar su testimonio en el proceso oral y público que se inició, luego que fue descubierto arrojando bolsos y valijas con casi 9 millones de dólares a un convento. “Voy a declarar porque quiero que se demuestre que no me enriquecí ilícitamente en la función pública ni yo, ni mi esposa, ni ningún miembro de la familia en los 12 años y medio que estuve al frente de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación”, dijo y agregó: “Voy a declarar siempre que no ponga en riesgo la seguridad de mi familia y la mía propia”.

El exfuncionario es juzgado junto a otros seis imputados. Su exmujer y los acusados de ser sus testaferros, que se negaron a declarar el martes último.

Según López, estuvo “condicionado” en sus declaraciones. “Después de mucho pensarlo, y contando con los consejos de mi nueva defensa, que esta vez no me fue impuesta, voy a declarar siempre que no ponga en riesgo la seguridad de mi familia y la mía propia”, añadió.

“Estoy diciendo que estuve limitado, no tuve libertad para elegir a mi defensa. Esto quedó claramente evidenciado con mi primera defensora, que me la pusieron, que jamás la hubiese elegido voluntariamente y que me costó mucho esfuerzo que la cambiaran. Sobre esto no puedo decir más, solo quiero que lo sepan y lo tengan presente”, deslizó.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Nacionales