Se trata de la planta ubicada en la pequeña localidad de Barker. Unas 136 familias se verán afectadas por el desacuerdo con el gremio local para mantener en funcionamiento la cementera.

El conflicto entre los trabajadores y la cementera Loma Negra que mantenía en vilo a la pequeña localidad de Barker, en Benito Juárez, tuvo un triste final: la empresa inició ayer el proceso de cierre tras la imposibilidad de lograr un acuerdo con el gremio local para mantenerla funcionando parcialmente.

Según se informó, la planta operará en un sólo turno, con 24 empleados, de los cuales 17 serán los integrantes de la comisión gremial y en simultáneo, se iniciarán los trámites para el cierre definitivo. “Lamentablemente AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”, dijeron en la compañía.

Sin embargo, el conflicto en esta localidad de 600 habitantes es muy complejo y el Gobierno provincial dictó en más de una vez la conciliación obligatoria para suspender los 99 despidos que ya estaban en curso, mientras busca consensuar entre las partes alternativas que sirvan para pensar un esquema de trabajo que contenga a la mayor cantidad de empleados posible. Esto, finalmente, no se pudo y ahora el impacto negativo del cierre será muy fuerte para Barker, que estructuró casi toda su productividad en torno a la planta.

Mientras que los trabajadores realizarán una asamblea para ver los pasos a seguir, la empresa está siendo protegida por las fuerzas de seguridad en la puerta, y en su interior los responsables de la planta empezaron a notificar a los obreros que deben abandonar el lugar. De los 275 empleados que quedan, 135 son personal sindicalizado propio de Loma Negra; 61 tercerizados y el resto es personal jerárquico, tanto de terceros como de la empresa, más los trabajadores de servicios de apoyo como seguridad y limpieza.

La empresa había ofrecido mantener una operación más reducida, con 136 empleados, y pagar indemnizaciones de entre un 150 y 180 por ciento. También se esperaba mantener comodatos gratuitos de viviendas y tierras en la ciudad. Luego de una serie de audiencias en el Ministerio de Trabajo bonaerense, en las que parecía que las partes habían acortado distancias, la empresa adujo que la posición de AOMA Barker impidió realizar un acuerdo.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales