Iteva Yersiplast y Baterías Moura, dos compañías instaladas en el PIP no han cesado los conflictos con los trabajadores por el salario y los despidos.

 

El pasado 21 de diciembre en Yersiplast –una textil– hubo 75 despidos. La empresa simplemente conservó a 50 de sus empleados adjudicando la decisión a una baja en la producción.

A pesar de las reuniones, reclamos y promesas, los trabajadores aún no han cobrado su indemnización. “En la última audiencia del jueves pasado en el Ministerio de Trabajo la empresa ofreció pagar solamente un 30 por ciento de la indemnización a los empleados que tienen entre 5 y 13 años”, explicó en diálogo con Resumen, Pablo Iribarren, uno de los afectados.

El miércoles, el dueño de la compañía se reunió con el Ministerio de Trabajo y el jueves los empleados sabrán qué podrá ocurrir: “solo sé que se complicó la situación, pero eso lo sabremos mejor cuando estemos en audiencia. Él adjudica que solo pagaría eso porque no hay ventas, pero nosotros sabemos que sí hay”.

Es más, Iribarren afirma que la planta incluso podría reincorporar trabajadores porque “no pueden cubrir los turnos por tanta gente que echaron”.

Al momento, no han cortado la entrada a la fábrica con la esperanza de que “puedan aflojar”. Al mismo tiempo, admitió que, si el dueño no abona lo adeudado y los montos que corresponden habrá medidas. “Se cortaría el acceso. Nosotros no queremos llegar a eso, porque tenían la disposición de pagar pero ahora se atrasaron y no quieren abonar. Nosotros solo queremos el dinero que nos corresponde”, cerró Pablo Iribarren.

 

Baterías Moura pide por paritarias y salarios dignos

 

El pedido por una mejora en el contrato de los empleados es de larga data pero las negociaciones continúan. “Arrancamos un conflicto pero dictaron conciliación obligatoria hasta el 18 de febrero,”, explicó a Resumen, Sergio González, titular del Sindicato de Químicos de Pilar.

El problema es que no ha habido reapertura de paritarias para el rubro y esto complica la situación económica de los trabajadores: “Estamos intentando recuperar un poco del poder adquisitivo. Los salarios de baterías son muy bajos. Nosotros hablamos de un 15 o 20 por ciento porque la inflación sobrepasa el 40 por ciento que se dice. Hablamos no solo de paritarias, sino de reconocimientos y aumentos salariales por fuera de eso”.

Si no hay acuerdo el 18 ni pedido de prórroga para seguir negociaciones, volverán las medidas de fuerza. “La realidad hace inviable que los trabajadores puedan ir a trabajar, no tienen ni para los viáticos. Vuelven las clases, los útiles, el transporte. La canasta básica es inalcanzable y desde ahí, partiremos en esta lucha”, cerró Sergio González.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado