El gobierno busca destrabar la medida de fuerza. Afectaría a servicios de corta, mediana y larga distancia.

Luego del paro general del 29 de mayo en el que no solo frenaron las actividades los colectivos, trenes y subtes sino que también los bancos, los docentes, los empleados municipales y la UOCRA junto a la CGT y las CTA, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció un paro de transporte en el interior del país para el martes 4 de junio, en reclamo por una recomposición salarial para los trabajadores del sector.

“Ante la postura de la representación empresaria, que desoye la legítima pretensión sindical, de una urgente recomposición salarial para todos los trabajadores del transporte automotor de pasajeros del interior del país, ratificamos el plan de lucha, declarando el estado de alerta y resolviendo la retención de tareas a partir del martes 4 de junio desde las 0 horas”, informó el secretario del Interior de la UTA, Jorge Kiener.

En un comunicado de prensa, Kiener indicó que “resulta indispensable arribar a un acuerdo salarial definitivo, que permita recomponer el poder adquisitivo de los salarios, que ya se ha desvalorizado por el efecto de la inflación”. Asimismo, destacó la necesidad de “acordar un aumento salarial que alcance a la proyección inflacionaria en lo futuro, reiterando una vez más, que el acuerdo salarial 2018 se encuentra vencido desde el mes de marzo del presente año”.

Si bien el Gobierno buscará destrabar el conflicto en las próximas horas, de concretarse la medida de fuerza se verán afectados los servicios de corta, mediana y larga distancia. Aunque, según se aclaró, el paro no impactará en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales