Se trata de un proyecto presentado en el Concejo Deliberante por el Frente de Todos, espacio que se impuso en las PASO, y admitió que luego de la derrota, temen que el oficialismo “acentúe el despilfarro de fondos con fines electorales”.

Previo a las elecciones primarias, desde el espacio del Frente de Todos se había presentado un proyecto al Honorable Concejo Deliberante, pidiendo la interpelación del Intendente, de manera que el mismo mandatario pudiese responder a una serie de denuncias realizadas por la oposición con respecto a diversas cuestiones.

Ahora, con las PASO concretadas y los resultados puestos, el panorama cambia, pero el sector opositor no deja de lado la preocupación sobre ciertos puntos, como es el caso del gasto, y sobre todo, pensando en lo que puede pasar con el panorama de cara a la campaña hasta octubre.

Y es que luego del contundente triunfo del espacio que encabezan a nivel nacional Alberto y Cristina Fernández, los referentes locales del partido peronista encienden la alarma sobre la financiación de la campaña de Juntos por el Cambio, que imaginan será aún mayor que previa a las primarias, desconfiando sobre todo del origen del dinero utilizado para la publicidad.

En ese marco, el Frente de Todos presentó un nuevo proyecto en el HCD, que pone en duda el financiamiento de la campaña electoral y solicita auditar los gastos municipales. “Durante los últimos meses vimos un uso desmedido de los recursos municipales en temas de campaña, y nos preocupa que luego de la derrota del domingo, se acentúe el despilfarro de fondos con fines electorales y no con el objetivo de hacer la verdadera gestión municipal que se necesita”, explicaron desde el partido.

El proyecto plantea que “en el último año se disparó la contratación de publicidad, espacio de cartelería, vía pública, folletería e imprenta; sin una necesidad operativa que lo justifique y sin que esto implique ningún beneficio para la población del distrito”.

Desde el bloque, explican que quieren “evitar la mala administración de los fondos públicos de Pilar, porque nos preocupa el distrito que nos van a dejar. La situación económica y social es delicada y hay que tratar de llegar lo mejor posible a octubre, y a diciembre”.

Además, el proyecto cuestiona que “se ha contratado servicios y proveedores por sumas muy superiores a la media de mercado”. Y agrega que a los proveedores “se les exigía la entrega del material/servicio requerido por el municipio y en paralelo materiales/servicios de campaña política partidaria”.

Respecto a ejemplos concretos de proveedores que presentan estas irregularidades, explicaron: “Los carteles de Panamericana que tienen publicidad del Municipio se pagan a precios muchísimos más altos para cubrir la publicidad de campaña”.

Queremos cuidar la situación económica del Municipio y garantizar que se use en beneficio de los pilarenses”

Y, tal como cuestionan los concejales, “del mismo modo sería importante chequear el origen de las toneladas de afiches que cubrieron el distrito con la cara de Ducoté y Macri durante meses”.

Asimismo, desde el espacio declararon que “durante cuatro años no se resolvieron los problemas de los pilarenses y ahora vemos una sobre actuación de presencia municipal que no responde a una planificación de gestión sino a una campaña de marketing”.

Desde el Frente de Todos expresaron preocupación porque a nivel local se adopte la misma actitud que a nivel nacional: “Al igual que Macri, Ducoté tira manotazos de ahogado. No se puede resolver en cuatro meses lo que no se hizo en cuatro años, y menos con los fondos públicos. Los pilarenses no pagan sus impuestos para que se usen en la campaña de Ducoté, sino para que les resuelvan los problemas”.

Obligados

Por otro lado, en el proyecto se refieren a empresas prestadoras de servicios a las que se las habría obligado a “participar de reuniones de campaña y que desarrollen proyectos en base a demandas partidarias” y a “empleados municipales que fueron coaccionados a realizar tareas de campaña política”. Sobre ese punto, confirman tener pruebas fotográficas y en video de personal municipal obligado a realizar actividades partidarias en horario laboral.

“Fue viral en las redes el caso del empleado municipal obligado a poner un cartel de Ducoté como parte de su trabajo”, ejemplificaron.

Desde el espacio exigen la apertura de órdenes de compra, órdenes de pago, facturas y documentación para conocer de dónde surgen los fondos que financiaron la campaña, así como los detalles de proveedores y qué obras o programas corresponden a cada uno de los pagos que se hicieron. “Queremos cuidar la situación económica del Municipio y garantizar que se use en beneficio de los pilarenses”, finalizaron.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Política