Los imputados, dos hermanos de 14 y 16 años, se encuentran privados de su libertad. Confirmaron el resultado negativo de HIV para el menor abusado y su alta médica. La vivienda destruida por vecinos, no sería la escena del abuso.

Las fiscales que llevan la causa de abuso sexual al menor de 14 años perpetrado en Río Luján explicaron ciertos pormenores de la investigación que tiene como imputados a dos hermanos, ambos menores de edad, vecinos de la víctima.

En primer lugar, descartaron de forma rotunda que el niño tuviese HIV. “El examen de HIV dio negativo, se confirmó ayer. La sífilis fue tratada de forma inmediata en el Hospital Falcón, es curable y no es transmisible posterior a su cura”, explicó Cecilia Barros Reyes, fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil que lleva la causa, a Diario Resumen.

“El resultado está en tiempos distintos, sífilis es más rápido el resultado pero el HIV demora más, entonces salieron a destiempo”, aseguró.

Desde la fiscalía, estiman que la actitud de la familia por divulgar el caso, está ligada al temor por la libertad de los menores. “Es el temor a que quede impune, a que no se haga nada y eso los lleva a divulgar, lo que tratamos de evitar para preservar a la víctima”, expuso Paula Romeo, fiscal de la UFI de Menores, a Resumen.

Asimismo, Romeo informó que ambos imputados están privados de su libertad: “el menor de 14 años, tiene una medida de seguridad y el de 16 está detenido, se ha dictado preventiva pero no se ha resuelto. Se tendrá la audiencia para la prisión preventiva esta semana”

Lo que importa es lo que diga la víctima, en general los chicos no mienten”

Además, especificaron que se estudiará el marco familiar de ambos acusados, sobre todo si los análisis de sangre dan positivos en sífilis. “Se verá por qué un chico llega a esta promiscuidad, cuando no deberían tener en la cabeza esta situación sobre todo de usar la violencia en una situación sexual”, expuso Romeo.

“No hay que perder de vista que si los detenidos tienen la enfermedad, es de una situación previa, cómo se contagiaron. Aún no tenemos las pruebas de si los imputados tienen o no la enfermedad, aún sigue la investigación, todas las medidas están ordenadas pero no tenemos fechas exactas”, explicó Barros Reyes.

Detención

Las fiscales comunicaron que el padre de los acusados fue quien los entregó en la comisaría. “Cuando se entera por redes que los estaban buscando, el mismo los pone a disposición de la justicia sabiendo que quedarían detenidos”, dijo Barros Reyes.

Por otro lado, afirmaron que los detenidos se han declarado inocentes de los cargos y fueron “colaborativos”. “Declararon los dos, por consejo de la defensa pero debemos evacuar ciertas cosas. Se declararon inocentes. Con los análisis, accedieron voluntariamente con consentimiento del padre”.

Sobre la participación en el hecho aún no se ha determinado si ambos fueron partícipes activos pero, las fiscales argumentan que en lo que la víctima ha contado, ambos son mencionados pero esperan el “relato pormenorizado de la víctima”.

“Lo que importa es lo que diga la víctima, en general los chicos no mienten. No van a inventar una circunstancia así, con cosas que desconocen y siendo tan detallistas”, dijo Romeo.

El menor ya ha sido dado de alta del Hospital Falcón y se encuentra en su hogar, continuando el tratamiento en la Salita de Primeros Auxilios más cercana. “Está tratado, aunque está aturdido por lo ocurrido, por lo que sucede en redes. Está con contención de psicólogas y ya ha recibido el alta, pero está avergonzado y sin ganas de volver a su hogar”, afirmó Barros Reyes.

La vivienda destruida

En las últimas horas se difundió la destrucción de una vivienda en la que denuncian había ocurrido el hecho pero tanto Barros Reyes como Romeo explicaron que ese lugar, no fue señalado por la víctima.

Está avergonzado y sin ganas de volver a su hogar”

“Podría entorpecer la investigación, pero ese lugar no es el lugar que el chico señala como escena pero aún falta que el niño sea entrevistado por psicólogos. No hay un lugar físico concreto, porque está muy conmocionado pero sí refiere personas, situaciones”, dijo Barros Reyes.

Romeo, por su parte, expuso que se estudiará si el menor puede declarar en Cámara Gesell aunque, si resultase “revictimizante” no se realizará. “No sabemos si se podrá hacer, lo debe determinar un grupo de psicólogos”, afirmó.

Antecedentes. Los menores imputados no tienen antecedentes ni en casos similares ni en otros hechos.  “No hay ninguna otra denuncia, ni por un delito similar ni por otro delito. Hasta el momento, no hay otras denuncias”, explicó Barros Reyes.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado