Lautaro tiene 15 años, tuvo seis bloques de quimioterapia y un trasplante de médula. Su familia necesita dinero para reacondicionar y construir un baño en su cuarto para su recuperación.

 

Lautaro Basiak, un adolescente de 15 años del barrio Peruzzotti, recibió un trasplante de médula ósea hace una semana y se encuentra internado en la unidad de TMO del Hospital de Pediátrico Garrahan.

Lautaro fue diagnosticado en 2017 con Leucemia Linfoblástica Aguda de alto riesgo, un tipo de cáncer hematológico y de la médula ósea que afecta los glóbulos blancos.

Asimismo, el adolescente ha superado seis bloques de quimioterapia, el último finalizado los primeros días de febrero. “Nosotros venimos desde 2017 con esta enfermedad y desde ahí, no paramos. A Lautaro lo diagnosticaron y decidieron hacerle un trasplante haploidéntico porque no tenía donante compatible”, explicó en diálogo con Resumen Darío Basiak.

Este tipo de trasplantes constituyen una alternativa para los pacientes que carecen de un donante con una compatibilidad total.

En el caso de Lautaro fue su madre Mariela quien donó la médula para su hijo. “Hace 9 días le hicieron el trasplante”, agregó el padre y afirma que, dentro de poco, su hijo podrá regresar a su hogar.

Sin embargo, antes de que pueda hacerlo la familia necesita reacondicionar el espacio y los hermanos de Lautaro, Micaela y Brian, están organizando una rifa para que, finalmente, se pueda realizar la construcción de un baño.

“Es para la construcción del baño para su uso único, para la que necesitamos materiales e implica bastante dinero. Es por eso que sus hermanos están haciendo rifas, abrieron una cuenta. Toda colaboración suma porque se nos hace difícil por cuenta nuestra”, comentó el padre de Lautaro a este medio.

“Él estaba bien, era un chico sano y fue todo de repente. Somos una familia numerosa, así que contención hay, somos unidos. Los materiales nos dieron la facilidad de que lo pagáramos en dos veces, pero sí se necesita acondicionar el cuarto porque por 30 días debe estar aislado, para evitar bacterias o virus”, dijo Belén, cuñada de Lautaro, a Resumen.

Además, se mostró agradecida por todo el apoyo que han recibido: “nos sorprendimos, fueron muy solidarios todos. No tenemos más que palabras de agradecimiento”.

La rifa cuesta 100 pesos y se sorteará el próximo 28 de febrero por Lotería Nacional nocturna, siendo el premio un lechón. Además, si alguien quiere colaborar con dinero puede hacerse una donación en la cuenta de Mario Darío Basiak: Número 221-358423/1, CBU 07202218880000 35842318 (Banco Santander Río).

Para conseguir las rifas, comunicarse con Brian Basiak, Mika Basiak. Mariela Basiak, Neel Basiak o Bel Sánchez por Facebook.

 

Se puede colaborar en la cuenta del Santander Río Nº 221-358423/1; CBU 07202218880000 35842318

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad