Las declaraciones del ministro Florencio Randazzo en su visita a Manzanares reavivaron el recuerdo de la iniciativa de electrificar el ferrocarril San Martín, titular publicado por este diario en 1986 y que nunca tuvo conclusión.

El viejo proyecto de electrificación del Ferrocarril San Martín, fue resucitado una vez más por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo en su visita al distrito, en compañía de la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

“No descartamos nada, hoy estamos en proceso de electrificación del servicio de Constitución a La Plata, obra que debería estar terminada el próximo año y no desestimamos la posible electrificación de la línea San Martín”, explicó Randazzo.

Pero, al igual que la limpieza del Riachuelo, la electrificación del San Martín parece ser casi un mito luego de que la iniciativa se paseara a través de los años llenando discursos de políticos que por tradición acostumbran a reflotar propuestas casi olvidadas para guardarlas en el cajón luego de la victoria electoral.

Esperemos que esta sea la excepción, algún que otro motivo para creerlo, hay. El San Martín ahora cuenta con nuevas formaciones e inclusive, se realizan obras para adecuar los andenes.

Por otro lado, la reinauguración de la Estación de Manzanares el pasado 25 de mayo, tras 20 años de estar cerrada, es otra razón para creer que “aquellas promesas olvidadas” se pueden cumplir por más que sean, como siempre, parte de una inevitable campaña política de cara a las inminentes elecciones del año que viene.

“El Ferrocarril San Martín será electrificado”, anunciaba Resumen en su edición de junio de 1986 y la nota comenzaba así: “Al haberse firmado los contratos respectivos -según noticias que tenemos- con una empresa rusa que facilitará la operación, que en una segunda etapa la ampliaría hasta Mercedes”, se comentaba.

“Para dicho servicio, deberá elevarse el nivel de las estaciones, dada las características del mismo, que requerirá la supresión de las escaleras que tienen ahora los vagones de esta línea”, se agregaba.

Esta vez, no sería una firma rusa la encargada de llevar adelante la electrificación del ferrocarril. Según el diario Ámbito Financiero, empresas de Portugal serían las que realizarían la tarea mediante el sistema “llave en mano”. En tanto, una delegación oficial viajará a Pekín y Shanghai para concretar el crédito para la compra de 24 locomotoras diesel y 160 coches para reequipar la línea de trenes urbanos.

El tiempo dirá si la iniciativa por fin se cumple o si “la electrificación de la línea San Martín” quedará sólo como otro título de los periódicos que se archivan para demostrar que este es el país de las promesas incumplidas.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Opinión