DestacadoEntrevistas

“La dinastía Oyhanart seguirá por largo tiempo”

0

 

Al entrar, las manchas de aceite, el ruido de un motor siendo banqueado, a la derecha, una escalera que conduce a un altillo y una interminable hilera de trofeos, de todos los tamaños y colores. Cuadros y afiches colgados por todos lados, seis autos estacionados, algunos sin trompa, al fondo un TC Bonaerense desarmado y a la izquierda, frente a la cortina eléctrica y lista para salir, la estrella de esta nota: una pick up.

La misma compitió en cuatro ocasiones en la categoría TC Pick Up, la cual estrenó su primera temporada este año tras la iniciativa del presidente de la Asociación Corredores de Turismo CarreteraHugo Mazzacane. El proyecto fue el empuje para que uno de los pilotos locales marcara el regreso a las pistas nacionales. Mariano Oyhanart, junto a su papá, el mítico corredor de TC Jorge “Vasco” Oyhanart, prepararon una Ford Ranger y volvieron a poner en boca de todos uno de los apellidos más reconocidos en el mundo teceista y el automovilismo pilarense.

“El año que viene esperamos poder hacer el campeonato completo y sumar buenos resultados”, destacó el Vasco en medio de los preparativos para la última fecha del año, que será en dos semanas en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata.

Este año se corrieron cuatro carreras ¿Cómo fue el desempeño?

JO: Bien. Este año la categoría fue “de prueba”, inclusive está con un reglamento provisorio para tratar de equiparar a todas las marcas. Siempre hay una que se dispara más que otra. Calculo que el año que viene ya tendremos un reglamento específico para poder trabajar sobre eso. Esperemos que Pilar pueda estar nuevamente en los puestos de adelante.

¿Cómo surgió la idea de participar en la categoría?

JO: Fue gracias al presidente de la categoría, además de que yo soy miembro también de la Comisión Directiva. Con el interés de que Mariano esté nuevamente en actividad, sabiendo que a nosotros se nos hacía imposible volver a correr en el TC, salió esta posibilidad. Él nos dio la estructura y nosotros pusimos la mecánica. Prácticamente diría que es un TC con pinta de camioneta.

La camioneta está, corrió cuatro veces y nuestra intención es poder estar peleando adelante o en el medio pelotón”

Nos metimos en un barco que no es nada fácil para nosotros, más aún como está la situación hoy en día. Tenemos los dos motores listos, ya probados, de los cuales tuvimos varios problemas al principio, ya que la lubricación nos hizo romper dos plantas impulsoras. Tuvimos gastos extras que no teníamos pensado, pero acá estamos, esperando esta carrera que será dentro de 15 días.

¿Ya está todo listo para la próxima fecha?

MO: Si, la idea es ir a probar antes de la fecha, ya que por reglamento las pruebas están bastante acotadas. Hemos pedido una autorización para tratar de hacer una prueba y mejorar un poco la camioneta, que por ahí nos está faltando un poco para estar más adelante.

A nivel manejo ¿Cómo fue encarar esta nueva experiencia?

MO: Son muy difíciles de llevar. Es raro porque van de trompa y de cola. Por lo que pude ver de los TC, lo que observamos cuando muestran las cámaras a bordo, son bastante más firmes. Acá te venís peleando con el volante. Pero estamos trabajando para que sea lo más dócil posible y tratar de mejorar en la parte del chasis, que nos está complicando un poco.

El público recibió satisfactoriamente la llegada de una nueva categoría, al igual que varios pilotos de renombre se sumaron para competir.

MO: Por suerte sí. Las fechas que fuimos afuera del circuito de La Plata (Autódromo Roberto Mouras) fue muchísima gente. Mismo en el autódromo platense, uno nota la diferencia. Nosotros que hacemos un motor para el Mouras, cuando no van las camionetas, se nota la diferencia de personas que hay. Eso pegó bien y sirve para poder conseguir sponsors para la categoría.

Sabiendo lo complicado que es reunir el presupuesto y lo que conlleva ser parte de cada carrera, es meritorio que se sigan preparando autos dentro de un “equipo familiar”.

JO: Justamente va por ahí. Nosotros primero hicimos la camioneta, es decir la inversión, y ahora nos vamos a empezar a mover para el año que viene y así captar alguna empresa para solventar esto. Tengo entendido que en el 2020 comenzarán a salir de la zona de La Plata y se empezarán a trasladar a Entre Ríos y Neuquén, entre otros. Los traslados se hacen muy difíciles, pero como yo digo, esto va a ser empezar de nuevo. La camioneta está, corrió cuatro veces y nuestra intención es poder estar peleando adelante o en el medio pelotón. No nos olvidemos que compiten pilotos del Turismo Carretera y alguno que no, pero que en general anda muy bien en otra categoría. También estamos contra grandes equipos, donde los tipos tienen tres o cuatro camionetas, y nosotros con una sola nos cuesta trepar para ir mejorando. Pero creo que lo vamos a lograr. Tengo fe, solo hay que esperar.

A pesar de tus participaciones como piloto invitado, este fue tu retorno oficial a las pistas nacionales ¿Cómo lo viviste?

MO: Estoy muy contento y eso es lo importante. Fue una alegría volver a correr. Este tiempo estuvimos corriendo en el TC Bonaerense, una categoría zonal, como para estar en contacto con las carreras, pero cuando surgió esta oportunidad nos metimos de lleno a encarar nuevamente una división nacional. En mi caso, esperando a ver como evoluciona, ya que se nota el haber estado parado tanto tiempo. Por más que hayamos estado corriendo en el TCB, es una diferencia muy grande.

A veces uno se va amargado porque no nos va como nosotros queremos, pero este año lo tomamos como aprendizaje. Algunas carreras nos ha ido bien y otras nos fue bastante mal. El balance, faltando una fecha y completando las cinco, no es malo. Hay que mejorar pero sabíamos que iba a costar, estamos corriendo contra pilotos que corren todos los fines de semana.

¿Cómo es preparar un auto a su propio hijo?

JO: Es lo mismo. Esto lo hacemos muy profesionalmente. Con los demás autos solventamos los gastos del taller y lo de la camioneta. Tampoco nos podemos agrandar mucho más, porque los presupuestos se te van en otras cosas. Creo que estamos bien en esta etapa, esperanzados y esperando a que la suerte esté de nuestro lado, algo que no venimos teniendo en el último tiempo. Pero ya se va a dar.

Con esto de las camionetas se empezó a arrimar mucha gente que era fanática de mi papá y nos han dado una gran mano”

Tomando la mención de los otros autos ¿Cómo se ve el equipo hoy en día?

JO: Muy bien. El Chelo (Marcelo) Marchesse está corriendo en el Procar, donde consiguió un octavo puesto en la última carrera. Es la tercera carrera que corre, así que muy bien. Tenemos posibilidad del año que viene estar peleando adelante y vamos a ir por todo. Por el momento estamos trabajando mucho y para varios. Esperemos que los resultados se den y que la gente se arrime, como lo han hecho conmigo que lo hagan con Mariano. Así le vamos a poder dar la satisfacción al pueblo de Pilar.

En los autódromos aún van personas con remeras y banderas marcadas por el apellido Oyhanart ¿Qué sienten al ver que el apoyo sigue intacto a pesar de los años?

MO: Es una satisfacción enorme. Con esto de las camionetas se empezó a arrimar mucha gente que era fanática de mi papá y nos han dado una gran mano. Muchos recuerdan lo que era el TC de antes y a través de las páginas en las redes sociales, se refleja ese fanatismo. En nuestro caso tratamos de demostrar que seguimos por el mismo camino. Este fin de semana vamos a llevar a mi hijo, que está por cumplir 17 años, para que se suba a un Bonaerense y comience a hacer sus primeras armas. Podemos confirmar que la dinastía Oyhanart seguirá por largo tiempo.

¿El Karting sigue siendo la “escuela” para formar pilotos?

JO: Si, por supuesto. Pero en nuestro caso no tenemos karting y meternos en un presupuesto kartista es bastante grande, pero como tenemos los zonales y el TCPM, podemos llegar a tener “una escuela” para llegar a potencias grandes como un Mouras o un TC Pista. Nos gustaría poder participar en alguna categoría de karting, como a todos, pero correr en kart debe ser más caro que correr en un Bonaerense. Además es lo que tenemos, del karting no tenemos ni una cadena.

MO: Los costos son realmente muy elevados, por eso es que con Lauti decidimos arrancar en el Bonaerense. Le llevará su tiempo, pero nos saldrá más barato. Hoy por hoy, para hacer un campeonato de kart como se debe y más sabiendo que uno mucho no entiende, hay que salir a alquilar o tercerizar las cosas.

Pilar siempre se ha destacado como uno de los grandes semilleros de pilotos ¿Cómo ven el nivel de las nuevas generaciones?

JO: Muy bien. En el TCM o TCPM hay muchos chicos de Pilar que participan en distintos equipos, y me parece bárbaro. Cuando se arriman y me preguntan algo, trato de darles el mejor consejo. Hay que esperar, esto no sale de un día para el otro. Hay que correr y estar tres o cuatro años para después evaluar si verdaderamente está para pasar a una categoría mejor.

¿Recordás cuando le dijiste a tu papá que seguirías sus pasos?

MO: Corrí en GTI, que en ese momento eran unos Nissan. Lo que era el Club Argentino de Pilotos de antes. Esperamos a que terminara Quinto Año, porque antes de que terminara el colegio mi mamá no me dejaba. En ese momento le dije que dependiendo como terminara corría o estudiaba algo. Debuté y salí segundo en Balcarce. Ahí empecé y seguí en el mundo del automovilismo. Si bien no siempre fue a nivel nacional, corrí de forma zonal, en su momento llegué a correr en el TC. Desde el año 1995 estoy ligado al mundo de las carreras.

Desde su punto dirigencial ¿Qué se debe modificar o mejorar en la categoría para el año que viene?

JO: La camioneta está muy bien, solo hay que equilibrar la potencia del motor para que carreras sean más divertidas. Afortunadamente andan todos parecidos. Después es cuestión de cambiar el circuito, porque siempre en La Plata ya se hace monótono, todo el mundo le encuentra la vuelta y pasarse se hace muy difícil. Quedaría por trabajar en frenos y que el auto doble como uno verdaderamente quiere. Estas camionetas tienen gomas Pirelli, de 7 pulgadas, más finitas, por lo que la camioneta se pone un poco incontrolable. Hay una que anda muy bien que es la de Juan Pablo Gianini, por lo que hay que tratar de copiar eso. Si él encontró la puesta a punto, nosotros también tenemos que encontrarla. Nos llevará una o dos carreras pero la vamos a encontrar, no me cabe la menor duda.

Hoy en día las carreras en pista se definen en un 99% en la clasificación.

¿Por qué?

JO: Largando adelante siempre es mucho más fácil que venir en el medio del pelotón, porque siempre te la pegas con alguien. Obvio que nada es a propósito, pero estas camionetas sobresalen un poco las ruedas y cualquier toquecito, esto se desalinea al instante. Hay que ser muy cuidadosos y tratar de largar adelante.

Hoy en día las carreras en pista se definen en un 99% en la clasificación”

¿Qué piensan de los turbo?

JO: Creo que los motores que tenemos en el TC están bien. Habría que planificar la durabilidad de los elementos, ya que 100 caballos más ponen en riesgo la vida del cigüeñal o las bielas. Esto como está, con 470 caballos, tienen para divertirse un rato todavía.

MO: Por lo que conocemos de los turbo, hacen un ruido horrible. A la gente no le gusta eso, les gusta el ruido que hacen los TC o las camionetas y por ese lado hay que seguir, que por suerte se está muy bien.

Belén Gómez

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado