Se trata del programa nacional para la obtención de medicamentos, el cual mantiene una importante deuda con las farmacias, lo que provoca que los vecinos sufran el recorte en la prestación del servicio.

Desde la Defensoría del Pueblo expusieron como durante los últimos meses se han incrementado aún más los reclamos recibidos por beneficiarios del Programa Incluir Salud (ex Profe), quienes han remarcado el corte de las prestaciones en farmacias.

Las farmacias en lo que va del año han recibido solo el pago de las prestaciones del mes de enero y febrero”

Asimismo, tal como refieren, “esto implica la falta de entrega de medicamentos a muchos pacientes con diagnósticos crónicos, algunos de ellos agudos y con requerimiento de continuidad en el tratamiento, pacientes que cuentan con este programa como única cobertura médica”.

En este contexto, desde el organismo comandado por el defensor del pueblo pilarense, Juan Pablo Trovatelli, concretaron una reunión con el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Pilar, Fabián Oroño, con el objetivo de saber cuál es el motivo del cese de las prestaciones.

Respecto de esa cita, indicaron que “el presidente informó a la institución que el Programa Incluir Salud tiene un atraso significativo en sus pagos, las farmacias en lo que va del año han recibido solo el pago de las prestaciones del mes de enero y febrero (siendo el último pago dividido en tres partes); además tuvieron la última actualización del valor de los medicamentos durante el mes de marzo, por lo que tampoco estarían en condiciones de reponer la medicación ya entregada a los beneficiarios, ya que muchos de estos insumos se actualizan con la cotización del dólar”.

Si bien esta problemática no se limita únicamente a Pilar, ya que se trata de un plan nacional en el que existe un atraso de pagos de alrededor de 240 millones de pesos a lo largo de la provincia de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo local ha intervenido en varias oportunidades solicitando la regularización del programa e información ante la preocupante situación, pero a pesar de ello, no se ha conseguido el cumplimiento de las obligaciones ni de la prestación del servicio, una situación que genera gran incertidumbre para los beneficiarios y para todas las farmacias que abastecen la región.

Más allá de esto, Trovatelli aseguró: “Seguiremos exigiendo el cumplimiento de las obligaciones que permitan dar continuidad a las prestaciones del programa, contemplando que toda demora o interrupción puede afectar significativamente el derecho a la salud e incluso a la vida”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad