El padre Ariel Pérez informó que “aún falta sacar cuentas pero que habría sido muy positiva”. A la vez, expresó que “la solidaridad de los argentinos es creciente y se adapta a los tiempos y costos de vida”.

El último fin de semana, se realizó en el país la colecta anual de Cáritas. En esta ocasión, la movida solidaria llevó el lema “Compartir es amar” y obtuvo muy buenos resultados.

Esto rompió con las declaraciones de Andrés Rambeaud, director de Cáritas La Plata, quien en la víspera de la colecta aventuró que “es difícil que este año la colecta se mantenga por encima de la inflación” que afecta a los bienes de consumo que son adquiridos para ayudar a quienes no cuentan con recursos económicos.

Concretamente, Cáritas lleva adelante sus campañas con una acción directa en más de 3.500 parroquias, capillas y centros misionales, y la labor de alrededor de 32.000 voluntarios.

Luego, se destina lo recaudado al sostenimiento de numerosos programas e iniciativas en todo el país, junto a otras acciones de ayuda inmediata, trabajo con personas en situación de calle y asistencia frente a emergencias climáticas.

En diálogo con el programa radial “La Mañana de Resumen”, de FM Del Sol (91.5), el párroco de la catedral de Santa Florentina, Ariel Pérez, señaló que “la solidaridad de los argentinos es creciente y se adapta a los tiempos y costos de vida que año a año se modifican”.

En este sentido, Pérez expresó que “la bondad se nota en épocas complicadas para la economía” y que “cuando la gente siente en carne propia lo que es estar mal piensa mucho en el otro para poder darle una mano”.

En otro orden de cosas, el padre indicó que “no siempre se trata de pobreza económica”. “A veces la gente necesita cosas que son más importantes. Se puede tener para comer y vivir pero estamos carentes espiritualmente, moralmente o no tenemos salud”.

Quizás sea por este motivo que Pérez explicó que Caritas destinaría la mayor parte del dinero recaudado a obras concernientes con la inclusión social. Se hará foco en la educación ya que es considerada como uno de los eslabones más importantes de la cadena de la integración.

Cabe destacar que lo recaudado por Cáritas se divide en tres partes iguales que son destinadas a obras a nivel nacional, local y a las iglesias. En este sentido, la entidad solidaria es considerada como la más “confiable” en el país a la hora de destinar fondos para trabajos solidarios.

Por otro lado, la colecta no sólo recauda dinero sino que además busca una “toma de conciencia” por parte de los jóvenes sobre las necesidades que atraviesan muchas personas en situación de calle, a quienes se les acercan frazadas y ropa.

“Sólo falta que hagamos las cuentas para ver cuánto ha crecido la recaudación y luego, comenzaremos las obras”, concluyó el párroco Ariel Pérez.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Sociedad