Funciona desde el 12 de marzo de 1922, pero en 1948 se mudó a la sede de Belgrano. Sonia Lembeye, su presidenta hace 32 años, destacó el compromiso de la entidad para fomentar la educación.

 

El 12 de marzo la Biblioteca Popular “Bartolomé Mitre” festejó un nuevo aniversario: hace 97 años que forma parte de la comunidad pilarense. Fue en 1922 que la institución abrió por primera vez sus puertas en un local de la calle Bolívar, pasando por San Martín hasta 1948, cuando construyeron su sede definitiva en Belgrano 553.

“97 años es una enormidad para una institución popular, sin fines de lucro. La biblioteca es autónoma, le pertenece a sus asociados y está abierta a toda la gente que quiera acercarse a la lectura, al igual que en 1922”, dijo Sonia Lembeye, presidente de la institución a Diario Resumen.

Siendo una institución modelo y una de las más grandes de Zona Norte como destaca Lembeye, la biblioteca continúa siendo un ambiente familiar. “Yo nací adentro de la biblioteca, hoy soy voluntaria. Mi mamá fue bibliotecaria durante 53 años ad honorem. Para mí y para mi hermana, era de lo más natural, estábamos todo el día en la biblioteca y así fue que la familia fue tomando la posta, nunca nos fuimos”, declaró.

Su presidencia empezó en 1987 y, según cuenta entre risas, más de una vez ha querido dejar el cargo pero los demás miembros de la comisión le han pedido que continúe. “Siempre me pasa que cuando digo que tengo mi deber cumplido, no aceptan que me vaya. Creo que es porque cuando tomé la biblioteca era una institución que si bien cumplía la función, no se había actualizado. Nosotros empezamos con la computación”, explicó.

“La información que uno adquiere es poder, por eso la promoción de la lectura es fundamental para el progreso”

La Biblioteca cuenta con 20 computadoras destinadas especialmente a dar clases y talleres gratuitos con el fin de continuar ayudando a la comunidad a formarse. “Siempre digo que la información que uno adquiere con los libros, es poder. Alguien bien informado, con un intelecto cultivado es muy difícil de engañar, por eso entendemos que la promoción de la lectura es fundamental para progresar. La base es que se lea, se estudie”, agregó.

“Me considero una afortunada de haber tenido esta relación íntima con la institución porque eso sirvió para que se nos enseñara el valor de la lectura y la información. El amor a los libros nos hizo estudiar. Me despertó las ansias de conocimiento, valorar los libros y su contenido. Le doy gracias a Dios por ponerme en este lugar” concluyó Sonia Lembeye.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad