Ocurrió durante la madrugada del lunes, cuando ingresaron por un ventiluz. “Tengo mucha angustia”, dijo Marisa, dueña del comercio.

 

La mañana del lunes, Marisa llegó a su local Roma, ubicado en Penna al 538 (a dos cuadras de la ruta 25), para comenzar la semana laboral pero, tras pasar la puerta se llevó una gran sorpresa: habían ingresado a robar y se habían llevado gran parte de la mercadería.

“Fui 8.45 a abrir y veo la luz prendida, le dije a mi sobrina que nos la habíamos olvidado. Cuando entramos, estaba todo tirado, todo roto. Habían entrado por un ventiluz según dijo la policía, rompieron la puerta del baño y ahí entraron al local” explicó Marisa, dueña del comercio, en diálogo con Resumen.

Los delincuentes se llevaron calzado (crocs, ojotas), camperas de cuero, buzos, camisetas, medias de colegio, remeras (marca Dikson), babuchas, entre otras cosas. Asimismo, Marisa explicó que, en su mayoría, fue ropa de hombre la robada y “la de marca, la más cara”. “La semana pasada había ido a comprar ropa de invierno y pasó esto”, dijo angustiada.

Asimismo, declaró que quien haya ingresado o fue un menor o un joven delgado “porque el ventiluz es muy chiquito, una persona grande no entra”.

La denuncia fue radicada rápidamente, pero aún no hay indicios de qué ocurrió o quiénes son los responsables. “Tengo mucha angustia, mucha bronca. Esto me pasó el año pasado. El portón no estaba forzado, pero tuvieron todo el tiempo para trabajar y robar todo. Realmente, estoy a la deriva, entregada, perdí todo devuelta. Estoy angustiada, esto lo logré a pulmón”, cerró Marisa.

Por último pidió que si alguien conoce que estén vendiéndose sus prendas a través de redes, se comuniquen a la cuenta de Facebook: Roma SanAlejo.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales