Se  trata de un tubo y una bomba de inyección de contraste endovenoso. Con estas incorporaciones los turnos de las tomografías pasaron a ser de 8 a 20. La inversión fue de 3,3 millones de pesos aproximadamente.

 

El Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Juan Cirilo Sanguinetti incorporó un nuevo tubo para el tomógrafo en reemplazo del existente. Además, se sumó una bomba de inyección de contraste endovenoso. Estos elementos van a permitir mejorar las prestaciones y extender el turno de tomografías de 8 a 20, y así, achicar los tiempos de espera de los pacientes.

Ante variadas denuncias de pacientes por el correcto funcionamiento del tomógrafo municipal, el equipo de salud respondió con la incorporación de estas nuevas piezas que dejan al instrumento médico funcionando prolijamente.

Al respecto el Secretario de Salud, Dr. Esteban Sieling señaló a Diario Resumen: “Es una gran inversión que hemos hecho desde el Municipio por pedido del intendente Nicolás Ducoté, en beneficio de los pacientes y de los profesionales que realizan estas prácticas. Con la adquisición de una bomba de inyección de contraste endovenoso vamos a mejorar notablemente la calidad de las imágenes”.

Asimismo, sumó: “El tubo ya está funcionando, se instaló el pasado jueves. El técnico estuvo como ocho horas haciendo la instalación”.

“El tubo, es decir el instrumental que reemplazamos en esta oportunidad, es un elemento central del tomógrafo, ya que es el encargado de emitir la radiación, atravesar los tejidos y construir la imagen”, agregó Sieling.

En esa línea, agregó: “El servicio volvió a su funcionamiento correcto y pudimos ampliar nuestra disponibilidad de los turnos, los cuales ahora pasarán a ser de 8 a 20”.

El Secretario de Salud admitió que “el servicio estuvo como tres semanas paralizado porque los tubos son importados”. Aunque destacó: “En ningún momento se interrumpió el servicio. Algunas tomografías que ya estaban programadas para ciertas fechas, se reprogramaron o se enviaron a hacer a los tomógrafos aledaños que tenemos en la región, bien sea en Capilla del Señor, San Miguel o Escobar”.

También habló de los casos de urgencia: “Teníamos una red que es la misma que tenemos cuando hay inconvenientes con algún tomógrafo, con el cual lo que se realiza es el servicio de derivación, que lo hacen ellos y nosotros le brindamos la prestación para que los pacientes de urgencia puedan ser diagnosticados, recibir los controles, las tomografías y todo”.

Por último, el doctor Sieling refirió la inversión que significo para el Municipio estas piezas que fueron repuestas.

“El servicio estuvo como tres semanas paralizado porque los tubos son importados”

“El tubo para el tomógrafo es traído desde afuera, vale aproximadamente 50 mil dólares, los pagamos en pesos, por lo que el costo más o menos fue de 2.300.000 pesos. Mientras que la bomba de contraste costó 1 millón de pesos aproximadamente”, apuntó.

El tomógrafo con el que cuenta el hospital es de última generación, es un tomógrafo helicoidal de 16 pistas. Dicho equipamiento permite la realización de estudios radiológicos que posibilitan la revisión exhaustiva del paciente en poco tiempo, escaneos corporales, reconstrucciones tridimensionales en tumores, hepático o renales por ejemplo y fracturas del macizo craneofacial entre otros.

 

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad