El río Luján pasó a estar en 6,75 metros y lo monitorearán durante los próximos días, sobre todo el fin de semana donde se pronostica lluvia. Los barrios pilarenses continúan recibiendo asistencia.

El miércoles fue el primer día de sol tras una semana de lluvias que, como es usual, complicaron al distrito. En algunos puntos, incluso, se registró una gran caída de agua que superó los 200 milímetros siendo que cuantitativamente, lo llovido durante los últimos días quintuplicó las precipitaciones que hubo en junio de años anteriores.

En la Reserva Natural, lo acumulado fue de 126 milímetros, en Del Viso 120, en Fátima 125 milímetros, en Manzanares 133, en La Lonja 138, en Presidente Derqui 156, en Villa Rosa 120, en Zelaya 104. En Manzone se registró la mayor acumulación, de 222 milímetros y en Pilar Sur, 197.

Tenemos precipitaciones para el fin de semana, pero si cede un par de días el agua bajará y volverá a la normalidad”

Durante la jornada del miércoles fue informado que, si bien los primeros días no hubo evacuados, había 23 personas que debieron dejar sus hogares por la crecida del Río Luján. “El río está en 6,75 y tenemos evacuados, un total de 23 personas. El río creció 10 centímetros entre martes y miércoles, pero las calles se han anegado”, explicó en diálogo con Diario Resumen, Ramón Pared, Director General de Defensa Civil.

Además, dejó claro que seguirán con la entrega de mercadería y asistiendo a vecinos de distintos barrios pilarenses que, si bien ya no tienen sus viviendas inundadas, no tienen agua potable: “en Las Quintas, barrios de Pilar, partes del Pinazo, estamos asistiendo a las familias porque ya no están sufriendo anegamientos”.

Si bien las lluvias resultaron una sorpresa tanto para los vecinos como para quienes asisten, la situación está siendo controlada y monitoreada de manera constante sobre todo teniendo en cuenta que hacia el fin de semana parece que lloverá nuevamente.

“Tenemos precipitaciones para el fin de semana, pero si cede un par de días el agua bajará y volverá a la normalidad. El río siempre crece un poco tras la lluvia, pero luego baja. No creo que suba más que ahora, no estimamos que pueda haber más evacuados”, expresó Pared.

Los monitoreos continuarán y Pared estimó que, si todo está bajo control, las familias evacuadas podrían volver a sus hogares prontamente: “si baja el agua y hacia el fin de semana no ocurre nada, el jueves o viernes podrían volver para sus hogares”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado