Por Gustavo Giacomo, economista

En un mundo donde ya es costumbre tener todo al alcance y desde la comodidad del sillón, se está conformando finalmente una de las industrias más antiguas de la historia. El desarrollo de nuevas tecnologías provocó una transformación en el universo financiero, y llevó a que los bancos tengan que cambiar sus servicios y procesos para asistir a clientes cada vez más exigentes. Frente a esta dinámica, surgieron jugadores que, como suele pasar en momentos de avances y progreso, apuntan a satisfacer las nuevas necesidades del mercado capitalizando las oportunidades de mejora. Bautizadas como fintech, las empresas de origen digital, cuyo objetivo es ofrecer servicios financieros mediante el uso de la tecnología, han invadido positivamente la industria convirtiéndose en un fenómeno mundial.

En este contexto, que se caracteriza por el cambio constante, nacen diversos desafíos. En primer lugar, las fintech enfrentan el reto de tener que ingresar a un segmento dominado por instituciones poderosas, con años de experiencia, y millones de clientes de confianza. Para los bancos, el ingreso de estas nuevas empresas digitales, implica un cambio de un modelo de negocios que conocen muy bien y que han mantenido estático durante varias décadas. Asimismo, esta transición afecta definitivamente la experiencia de usuario. Por mucho tiempo, los bancos volcaron las transacciones más aburridas y complicadas en las manos de sus clientes sin el miedo de perderlos, ya que prácticamente todas las empresas en la industria ofrecían casi los mismos servicios.

Apuntando a simplificar la vida financiera de sus usuarios, las fintechs se encargan de los aspectos más tediosos de “ir al banco” y consiguen satisfacer algunas de las necesidades claves de sus clientes. Siendo así, hoy los bancos se ven “empujados” a invertir más decididamente en herramientas como Digital Enablement que logran brindar un mejor servicio y procesos de negocio más inteligentes.

El desarrollo de nuevas tecnologías provocó una transformación en el universo financiero tradicional. Vale destacar que, de la mano de esta revolución tecnológica, las fintech están progresando a un ritmo sostenido. Según un informe del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y Finnovista (Fintech America Latina 2018), entre 2017 y 2018, el sector en general creció entre un 60 y un 70 por ciento en promedio.

En Latinoamérica, la mayor penetración se ha detectado en el segmento de pagos y se ha vuelto el primer gran nicho de negocios aprovechando la doble oportunidad para reducir la fricción en las transacciones de los usuarios, al mismo tiempo que las de los comercios, brindando soluciones creativas y fáciles de usar. Otra área en donde las fintech han crecido a un ritmo acelerado es en préstamos de consumo, que cuenta con un mayor impacto en países donde los retailers aún no han saturado el mercado con tarjetas propias. Y en tercer lugar, otro sector que se ha expandido, es el de las orientadas al ahorro o micro-inversión, que acercan productos de inversión (desde lending hasta derivados o criptomonedas) al público en general. La industria aún se encuentra en una etapa de expansión, pero es posible que, en el mediano plazo, los distintos nichos como pagos, préstamos, finanzas empresariales, o scoring, lleguen a puntos de saturación en donde comenzaría un proceso de consolidación, del que podrán surgir los próximos players internacionales.

Con estructuras más ágiles y en varios casos más innovadoras, estas nuevas empresas digitales están enseñando a los bancos a salir de sus zonas de confort. Queda muy claro entonces que se puede competir en el sector financiero con estructuras livianas, servicios innovadores y brindando una experiencia que está muy por encima de las provistas por los bancos. Este aporte beneficia a los clientes pero también a la industria, ya que genera oportunidades de negocio en donde la inversión en tecnología, diseño y creatividad ecualiza los términos de competencia y abre la puerta a los nuevos “challengers”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado