Continuará internado en el Hospital Austral, pero su familia informó que “se encuentra muchísimo mejor”, que está consciente “y reconoce a todos”. “Lo peor ya pasó”, afirmaron.

 

El ex presidente Fernando De la Rúa fue internado en el Hospital Universitario Austral el pasado 1 de enero por una afección cardio-vascular. Su estado de salud, sin embargo, ha mejorado considerablemente en los últimos días.

La familia del ex mandatario emitió un comunicado expresando que “se encuentra muchísimo mejor” en la actualidad. “De la Rúa se encuentra muchísimo mejor, ya está consciente y reconoce a todos. De todos modos, sigue internado, pero lo peor ya paso”, informó un familiar a través del comunicado.

Al mismo tiempo, otros allegados de la familia afirmaron que se encuentra estabilizado y que a pesar de que su salud continúa siendo delicada “la etapa de la gravedad extrema ya pasó”.

“La mejoría se dio a partir que lo pudieron sacar del coma farmacológico, dada la insuficiencia respiratoria que era la situación más grave y el origen de su internación. Ahora continúa entubado a través de una traqueotomía, pero como apoyo secundario, dado que puede sostener espontáneamente la saturación de oxígeno”, señalaron a Clarín.

De la Rúa había tenido numerosos problemas previo a ingresar al hospital pilarense, ya que en mayo, tuvo un infarto, por lo que le colocaron dos stents. Además, en octubre había sido internado por una dolencia cardíaca tras sufrir un infarto de miocardio que provocó que le realizaran una angioplastia.

“La etapa de la gravedad extrema ya pasó”

El último parte médico se dio a conocer el 10 de enero, cuando desde el Austral afirmaron que continuaba internado con una condición “delicada pero estable”. Incluso, en aquella instancia desde el nosocomio emitieron un parte para informar que harían una traqueotomía.

“Luego de varios intentos fallidos para desvincularlo de la asistencia ventilatoria mecánica, se le realizó una traqueotomía para facilitar la tarea. Su condición cardiovascular continúa siendo delicada pero estable.”, exponían.

Ahora, a ocho días del procedimiento, su familia asegura que “lo peor ya pasó” y que, si bien continuará internado, su estado de salud ha demostrado una importante mejoría.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Política