Fútbol

Fénix no pudo quebrar a Flandria y se quedó con un punto que suma poco

0

En el Carlos Barraza, el Cuervo igualó 0 a 0 frente al Canario y dejó pasar una buena oportunidad ante el colista del torneo. Sin jugar bien, el albinegro empujó y, sobre el final, mereció llevarse algo más.

En la noche del martes, Fénix se quedó con las ganas de sumar un triunfo para ponerse a tiro del objetivo inicial: los 50 puntos. Por la 33ª fecha de la Primera B Metropolitana, en el estadio Carlos Barraza, el Cuervo igualó 0 a 0 frente al Canario y sumó un punto con gusto a poco.

Sin mostrar un gran nivel, el albinegro mereció llevarse algo más porque lo buscó con insistencia, aunque sin claridad. El visitante planteó un esquema defensivo desde el inicio y se fue conforme con el punto.

El siguiente desafío para el conjunto pilarense será el próximo domingo desde las 15:30 en el estadio Eduardo Gallardón de Lomas de Zamora, con el arbitraje de José Carreras.

En detalle

Al minuto, Flandria sorprendió con una situación clara. Abregú desbordó y metió el centro para el cabezazo desviado de Rivero. La respuesta de Fénix fue tres minutos después con un tiro libre alto de Ruiz.

En ese inicio, el Cuervo se adelantó más y lo tuvo dos veces con Marcos Riquelme. Primero, a los 7, el Pájaro le ganó la posición a Valdez y definió, pero débil a las manos de Griffo. Un minuto después, Torres envió un centro pasado y el delantero, solo por el segundo palo, cabeceó alto.

A partir de ahí, el partido entró en un pozo. La primera mitad solo contó con un par de chances de tiros libres desviados por Sanfilippo (a los 25 minutos) y Ruiz (a los 28).

En el complemento, a los 5 minutos, Riquelme la jugó para Ruiz, que se filtró en el área y definió con un puntazo ancho. Dos minutos después, Beretta llegó por derecha y remató lejos.

Con intensidad, Fénix acorraló al Canario. A los 20, tras una buena jugada colectiva, González disparó débil en el punto penal. Y un minuto después, Hernández salvó la situación más clara del visitante, cuando se arrojó para evitar que Casas empujara la pelota abajo del arco.

Lo más interesante llegó sobre el final. A los 40, Puch remató cruzado y Torres no llegó a desviarla por muy poco. Dos minutos después, Martínez Vargas llegó mano a mano, pero Griffo lo trabó justo.

Instantes después, Bianchi marcó, pero el gol fue anulado por un finísimo fuera de juego. Y por último, a los 49, Cerruti capturó un rebote en la puerta del área y sacó un zurdazo que Griffo, la figura del juego, desvió al córner. Así se le fueron dos puntos a Fénix que luchó contra un duro rival, el difícil estado del campo de juego y sus propios errores, pero no pudo sumar de a tres.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Fútbol