El femicida explicó que fue el testigo clave que desbarató el plan para asesinar a Patricio Ferrari, ideado por Ignacio Pardo Paso, ex saxofonista de los Cadillacs.

 

Fernando Farré, de 54 años, condenado a perpetua por acuchillar 66 veces a su esposa Claudia Schafer en una vivienda del country Martindale en 2015, se jactó de que el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, continúa vivo gracias a él.

Además, según publicó Infobae, el hombre admitió temer por su vida tras aportar datos con los que desbarataron el plan del ex Cadillacs Ignacio Pardo Paso (52), o Naco Goldfinger, para cometer el atentado al investigador criminal.

Días atrás se realizaron allanamientos en Zona Norte y en la Unidad Penal 48 de San Martín y según se supo la fiscal Carolina Asprella llegó a los datos gracias a un “testigo clave” que Farré tomó como propia, dejando de lado la protección policial que le habrían dado para ocultar su identidad.

“Fui yo, y lo hice para salvarle la vida al fiscal Ferrari”. Asimismo, aseguró que Pardo Paso quiere asesinarlo tras su testimonio por lo que su abogado pidió el beneficio de prisión domiciliaria, pedido que aún no fue resuelto.

“Podría haber quedado esperando que lo maten y pedir la recompensa a cambio de decirles quién fue pero me presenté espontáneamente”, dijo. Su abogado, Jorge Césare agregó: “Nosotros cuando denunciamos no teníamos idea si nos iban a creer y menos si lo iban a agarrar a Pardo Paso. Podrían habernos boleteado a nosotros, hubiera sido más fácil esperar”.

Al parecer, el femicida conocía el plan de Pardo Paso porque compartió celda y universidad con él en San Martín, llegando a ser amigos por un tiempo. Según el relato de Farré, Naco Goldfinger le empezó a pedir dinero y que su hermano le vendiera joyas.

“Me extorsionaron económicamente a mí y a mi familia, por importes que variaron entre las sumas de 200 mil y 2,5 millones de dólares para obtener la nulidad de mi condena en la instancia de Casación, utilizando su intermediación”, denunció Farré ante la Justicia el pasado 23 de noviembre.

Farré, que en sus declaraciones y escritos judiciales se autoconsigna como “viudo”, asegura que se negó y que ahí comenzó la guerra, incluso lo quemaron con agua hirviendo. Finamente, Farré fue enviado al pabellón 3 junto a Carlos Colosino –tío de Zaira y Wanda Nara, condenado por abuso sexual a menores – quienes lo habrían salvado de ser asesinado.

“Farré aportó información precisa, admitió una fuente que investiga el intento de atentado.

Ahora quedará a manos del Tribunal Oral Criminal Nº 2 de San Isidro determinar si, efectivamente, el hombre irá a prisión domiciliaria o deberá quedar en la cárcel.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales