Requieren glóbulos blancos de factor sanguíneo A+ y 0+. Quienes deseen donar pueden asistir al hospital Garrahan de lunes a viernes. Es para levantar las defensas del chico, que en los últimos días, bajaron.

Un joven del barrio Peruzzotti de Pilar que se encuentra internado en la unidad de TMO del Hospital Pediátrico Garrahan, necesita con carácter de urgencia donantes de glóbulos blancos, de factor sanguíneo A+ y 0+, para levantar sus defensas y recomponer su salud.

Se trata de Lautaro Basiak, de 15 años, quien debido a algunas complicaciones sufrió un debilitamiento en las defensas de su cuerpo, por lo que sus familiares se han abocado a la búsqueda de dadores que puedan servir de ayuda para el joven.

Lautaro fue diagnosticado en el año 2017 con Leucemia Linfoblástica Aguda de alto riesgo, un tipo de cáncer hematológico y de la médula ósea que afecta los glóbulos blancos.

“Lautaro ahora está con algunas complicaciones porque actualmente está bajo de defensas”

La familia de Basiak se comunicó con Resumen para dar a conocer detalles de la salud del chico. Una de sus familiares, quien al momento de la entrevista se encontraba en la habitación donde está hospitalizado “Lau” –como cariñosamente llaman al paciente- solicitó: “Lautaro ahora está con algunas complicaciones porque actualmente está bajo de defensas, y es por eso que requerimos glóbulos blancos A+ y 0+ con carácter de urgencia para poder levantar las defensas de Lautaro y recomponer su salud”.

Asimismo, Mariela indicó que quienes respondan a los factores sanguíneos requeridos pueden hacer su aporte acercándose al hospital Garrahan y presentarse en nombre de Lautaro Basiak.

El horario de atención del nosocomio para dadores es de lunes a viernes, de 7 a 11. Y resaltó que deben asistir con, mínimo, ocho horas de ayuno.

También destacaron con suma importancia que “no pueden donar personas que se hayan hecho tatuajes en el último año, tampoco piercings en los últimos seis meses.

Historia

Tal como lo mencionó a Resumen hace semanas su padre Darío Basiak, el adolescente ha superado seis bloques de quimioterapia, el último finalizado los primeros días de febrero. “Nosotros venimos desde 2017 con esta enfermedad y desde entonces no paramos. A Lautaro lo diagnosticaron y decidieron hacerle un trasplante haploidéntico porque no tenía donante compatible”, dijo.

Este tipo de trasplantes, aunque poco común, constituyen una alternativa posible para los pacientes que carecen de un donante con una compatibilidad total.

Fue su madre Mariela quien a inicios de febrero donó la médula para su hijo, según lo agregado por el padre quien afirmó que, dentro de poco, su hijo “podrá regresar a su hogar”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad