Por Carla Brites

Coordinadora del Programa Envión

 

El Programa Envión es una política pública dirigida a jóvenes de 12 a 21 años que busca saldar cuestiones educativas, laborales y de prevención en torno a la salud. Pero en Pilar es mucho más que eso, porque entendemos que esta política pública, de largo plazo, es de suma importancia para el futuro de los jóvenes y de las comunidades que la integran.

Nuestra mirada busca analizar el presente de los jóvenes comprendiendo sus necesidades, dudas y demandas, para de esta forma, crear una proyección de futuro más certero, sin tantos vaivenes y con metas claras. Envión se encuentra en las entrañas del barrio, comparte el cotidiano de las comunidades, es un pedacito de Estado en constante vínculo con los jóvenes y sus familias.

Las herramientas fundamentales de nuestra acción son la escucha, el vínculo amoroso y las necesidades de interpelación de nuestras propias creencias para que, junto a los jóvenes, podamos reconstruir la mirada y transitar su crecimiento a la par; siendo adultos que guían en libertad, que repreguntan para aprender y forjar un futuro mejor.

Nuestras acciones dejan de lado cualquier tipo de prejuicio y de valoración acerca de los jóvenes y sus entornos, nuestra acción está dirigida, en primer momento, a observar para luego reflexionar y comprender, y de esta forma poner en práctica ejecuciones concretas y ubicadas en el territorio. Teniendo en cuenta que el cotidiano de nuestras comunidades es inevitablemente cambiante y que nuestra acción debe ser flexible y adaptable; para comprender y a la vez firme y con objetivos claros para producir cambios.

Envión Pilar les permite a los jóvenes repensarse como agentes de cambio, portadores de saberes y con potencialidades para saldar sus necesidades y las de sus familias. Mediante el conocimiento y la utilización de distintas redes institucionales que les permiten sortear distintos obstáculos y conocer más allá de las márgenes del barrio.

Envión abre las puertas a distintas vivencias, es un espacio de contención donde tanto los jóvenes como los demás actores de los barrios pueden equivocarse sin miedo a retroceder para volver a empezar. Planteamos nuestros objetivos basados en valores que nos permiten comprender, disculpar y saldar aquellas cuestiones que no fueron satisfactorias. Siempre comprendiendo que quienes participamos del programa, no importa el rol que cumplamos, estaremos dando lo mejor que tenemos y por ende estaremos en constante búsqueda de nuestra mejor versión, donde la equivocación está permitida para crecer.

El modelo de gestión elegido en Pilar plantea un Estado presente y comprometido, llevándonos a diseñar espacios socioeducativos de empoderamiento de las comunidades y en particular, de los jóvenes y sus familias. Las acciones basadas en la creación de establecimientos saludablemente estéticos y pensados para generar la noción de derecho, el aprendizaje constante y el reconocimiento de espacios más allá de las propias fronteras de los barrios produce la mirada de un futuro con objetivos más claros y por ende con certezas que les permiten arriesgarse a soñar lo que antes hubiera sido imposible.

Coordinar Envión es un desafío y a la vez es un privilegio; trabajamos con problemáticas severas, con voluntades agotadas, con esperanzas perdidas pero día a día caminamos a la par de los jóvenes con la fe plena de que el cambio es posible, que lo que hoy es un gran obstáculo mañana será un gran aprendizaje y que trabajar de lo que amamos es un regalo que nos brindan los jóvenes que apuestan a Envión. Somos profesionales que creemos plenamente en el intercambio de ideas y de experiencias, ya que, de las mismas surgen las mejores acciones y desde ese lugar, las mejores políticas públicas.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Opinión