Sociedad

En un año, se duplicaron la cantidad de medidores prepagos instalados en Pilar

0

 

Desde Edenor confirmaron que existen ya cerca de 12 mil, cuando en 2018 “teníamos exactamente la mitad”. La compañía asegura que sirven para un consumo responsable de energía.

La semana pasada desde Edenor comunicaron que, en el barrio La Lata de Villa Rosa junto a la Fundación Pro Vivienda, se instalaron medidores prepagos, también llamados Medidor Integrado de Energía (MIDE).

La crisis económica, la devaluación y los grandes aumentos en los servicios esenciales como electricidad, agua y gas han llevado a que las familias cada vez deban recortar más los gastos. En este panorama, el MIDE parece una solución para continuar manteniendo la electricidad, pero de una forma controlada por el propio usuario.

Este tipo de dispositivo es solicitado por el propio usuario y está destinado a que las familias puedan asegurarse el acceso a la energía. Entre 2018 y 2019, el aumento en la instalación de este dispositivo fue del 100 por ciento. “En este momento tenemos cerca de 12 mil artefactos, y a fines del año pasado teníamos exactamente la mitad. Se instalan solo si el interesado lo pide a través de una solicitud”, explicó en diálogo con Diario Resumen Eduardo Mirabelli, vocero de Edenor.

En esa línea aseguró que son promocionados en los lugares “donde detectamos problemas con los pagos, usuarios colgados, fraudes energéticos” que, pueden o no ser sectores más vulnerables de la población. “Puede darse que sean lugares donde uno presupone que haya sectores sociales vulnerables o con ingresos no regulares, pero fuera de eso, técnicamente, funciona como cualquier medidor”, comentó Mirabelli.

El MIDE tiene un sistema de recarga como la tarjeta SUBE e, incluso, ni bien es entregado tiene 150 kilowatts “de regalo” y un saldo negativo de la misma cantidad: “se debe ir reponiendo, porque tiene saldo negativo que funciona igual que la SUBE. Este medidor te va indicando cuánta energía tenés, cuánta te queda, cuánto se está consumiendo en el momento que el cliente decida hacer la medición”.

La energía eléctrica, de los servicios que todos tenemos, en Capital Federal y GBA, es la más barata del país”

Hay numerosos puntos habilitados para “comprar” energía pero Mirabelli incluso agrega que pueden hacerlo desde sus propios hogares. “No necesitas moverte de tu casa para comprar energía eléctrica pero tenes que ir poniendo la que vas consumiendo”, expuso.

Consultado por el promedio de gasto que puede tener una familia que posea el sistema de medidores MIDE, comentó que el promedio es de entre 250 y 300 kilowatts pero, como en los mecanismos regulares, son números variables.

“En promedio, es alrededor de 250 y 300 KW por mes, pero de todas formas se debe tener en cuenta que es solo promedio, pero obviamente hay gente que consume 2 mil o 3 mil mientras que otros consumen 50, 70 o 100”, ejemplificó.

Para Eduardo Mirabelli, la diferencia entre ambos medidores es que se consume menos energía en aquellas viviendas en las que están los medidores prepagos porque el propio control del cliente lleva a que exista un consumo mucho más responsable de la energía eléctrica ya que puede ver de forma instantánea cuánto está gastando con el uso de los artefactos. “Este medidor tiene un upgrade tecnológico, es un display que los usuarios pueden conectar en cualquier enchufe de su hogar, se vincula por radio-frecuencia con el medidor que está afuera y allí mismo, el usuario puede ver cuánto consume en ese momento preciso”, informó.

Así destacó que las familias tienen el control de los artefactos que gastan mayor cantidad de energía y de aquellos que puedan no estar funcionando bien: “no solo sirve para el control del bolsillo, sino que sirve para el uso responsable porque se ve en el display la cantidad que uno consume, entonces, se piensa en qué se puede desconectar para bajar el consumo. Así, se empieza a usar la energía eléctrica con mayor responsabilidad”.

Por último, dijo que el sistema puede ayudar en este contexto de crisis económica en Argentina y destacó que, de todos los servicios, la electricidad es el más económico. “Claro que sí, por supuesto sirve para esto. De todas formas, la energía eléctrica, de los servicios que todos tenemos, en Capital Federal y GBA, es la más barata del país”, concluyó Eduardo Mirabelli.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad