Como era de esperarse, la fuerte devaluación del año pasado disparó las variables de la deuda bonaerense, que incrementó casi en un 50 por ciento su peso sobre el total de recursos, mientras el dólar aumentó el doble.

 

Según informó el ministerio de Economía bonaerense, la deuda total provincial al 31 de diciembre de 2018 fue 12.584 millones de dólares, lo que significó una caída del 7,8 por ciento respecto del cierre de 2017 (13.649 millones), y un aumento del 10,2 sobre los números de septiembre pasado (11.413 millones).

Sin embargo, si se mide de acuerdo a los recursos totales de la Provincia, las acreencias incrementaron su peso un 43,6 por ciento, pasando del 48,1 al 69,1 del total en un año. En tanto, en el mismo período la deuda pública saltó del 7 al 10,1 por ciento del Producto Bruto Geográfico (PBG).

La caída del stock total se explica en que un 20 por ciento de la deuda se encuentra en pesos, por lo que al “traducirse” a dólares para las estadísticas, éstos tienen una menor incidencia por la devaluación de la moneda nacional. En tanto, al realizar la operación inversa (convertir a pesos el total de la deuda), se observa que a la Provincia le costará casi un 50 por ciento más poder hacer frente a sus obligaciones, teniendo en cuenta que la administración provincial debe utilizar pesos. Y esto se traduce en el aumento del volumen de la deuda sobre el PBG y los recursos totales. En ese tiempo, la divisa estadounidense pasó de 18,65 a 37,70 pesos, más del doble de incremento.

En efecto, el informe oficial indica que “gran parte de la variación de los indicadores de deuda obedeció a la devaluación registrada entre 2017 y 2018. Así, la deuda en millones de dólares se redujo, mientras que los ratios de deuda respecto a los recursos totales y respecto al producto provincial se incrementaron en igual período”.

En el desglosado, la deuda se compone por un 66,9 por ciento de obligaciones en dólares, un 19,6 en pesos y 12,8 en euros. Durante el último trimestre de 2018, la Provincia redujo el stock de deuda en moneda extranjera, pero incrementó sus obligaciones en pesos, en parte debido a la imposibilidad de salir al exterior por las altas tasas.

En tanto, los servicios totales de deuda acumulados durante el cuarto trimestre de 2018 fueron de 22.000 millones de pesos, explicados en mayor proporción por los servicios de interés (71,9%) que por los servicios de amortización (28,1%).

En cuanto a los perfiles de vencimiento, el 17,2 por ciento es deuda a corto plazo, el 57,6 a mediano plazo y el 25,2 a largo plazo. Este año la Provincia deberá afrontar vencimientos equivalentes a 118.900 millones de pesos, mayormente en moneda extranjera.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales