Gisela Hoyos denunció que en el hospital municipal el tomógrafo está roto y que esto ha ocasionado numerosos problemas para su familia y otros pacientes. En su caso, debido a que esperan la realización de una biopsia oncológica. “Hace semanas venimos esperando la confirmación de un turno con urgencia, para un pronto diagnóstico y tratamiento. Así estamos mi familia y muchas más que no contamos con los recursos para hacerlo de forma privada”, dijo Hoyos a Diario Resumen.

Asimismo, la mujer aclara que son muchos los vecinos que “esperan el funcionamiento del tomógrafo”: “La salud pública es un derecho de todos y un pronto diagnóstico de cualquier enfermedad ya sea oncológica o de otras patologías, es fundamental”.

Sin respuestas de cuándo volverá a funcionar, Gisela afirmó que el Sanguinetti necesita el tomógrafo y que “es un derecho de todos”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad