El principal rubro afectado será el transporte: no funcionarán colectivos ni trenes. Tampoco habrá recolección de residuos ni transporte de caudales. Organismos provinciales estarán inactivos. Hay amenazas de cortes en el Parque Industrial y la Panamericana.

El paro nacional convocado por la CGT Azopardo de Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli, paralizará buena parte de la actividad de la jornada de mañana dado que no funcionarán algunos de los principales servicios.

Al respecto, el principal inconveniente estará en el transporte público. A partir de la resolución de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), ninguna de las líneas de colectivos circularán por el distrito, tanto las comunales (501, 503, 506, 509, 510, 511 y 520) como las provinciales y nacionales (57, 176, 203, 228F, 276, 291, 313, 350, 365 y 448).

En tanto, lo mismo ocurrirá con los ferrocarriles. Si bien la Unión Ferroviaria anunció que no realizará la huelga, los sindicatos La Fraternidad y Asociación de Señaleros adhirieron a la medida, por lo que las líneas San Martín y Belgrano Norte no circularán.

Por otro lado, las estaciones de servicio funcionarían parcialmente, con algunas playas que no paren u otras que implementarían servicios de emergencia. No obstante, habrá complicaciones en el aprovisionamiento por la adhesión del Sindicato de Camioneros.

De hecho, la huelga total planteada por este gremio –punta de lanza de Moyano- afectará la recolección de residuos –a cargo de Transur-, logística, distribución y transporte de caudales, por lo que se complicará el aprovisionamiento de las entidades bancarias. Aún así, las sucursales atenderán al público porque La Bancaria no respaldó la huelga.

Por su parte, los trabajadores de la seccional Pilar-Exaltación de la Cruz de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que responde a la CTA de Micheli, también adherirá el paro, por lo que no habrá auxiliares de escuela y salud ni administración pública provincial. Será el segundo día seguido de huelga.

En tanto, la administración pública municipal –al igual que la nacional- funcionará con normalidad porque la Federación bonaerense no mandó ningún lineamiento, aunque aclararon que no descontarán el día a aquellos que no puedan asistir. Lo mismo ocurrirá con los centros de salud locales.

Asimismo, será un día complicado para el dictado de clases. Además de las dificultades con el transporte, los gremios FEB y UDOCBA respaldarán la medida.

Por último, podrían verse afectados el funcionamiento de los restaurantes, casas de comida y centros comerciales debido a la adhesión del Sindicato de Gastronómicos (liderado por Barrionuevo) y a la “invitación” del Sindicato de Empleados de Comercio de San Martín (que rige a Pilar) para que los afiliados se sumen a la huelga.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Política