Se trata de un plan de pagos para quienes tengan deudas de las diferentes tasas municipales. Se busca acrecentar la base contributiva, mientras que se podrán saldar deudas con bajos intereses.

 

Durante la última sesión del año del Concejo Deliberante, finalmente tuvo tratamiento el denominado Régimen Especial de Regularización de Obligaciones Tributarias, una moratoria lanzada por el Municipio para otorgarles una facilidad de pagos a los vecinos que tengan deudas impositivas y tengan la voluntad de saldarlas.

Este plan había sido adelantado a Resumen por el propio intendente Nicolás Ducoté a mediados del mes de noviembre, con la intención de que se votara junto a la Ordenanza Fiscal y Tarifaria que tuvo tratamiento a principios de diciembre, pero por una cuestión de tiempos terminó llegando al recinto ayer, donde finalmente obtuvo el visto bueno de los ediles y salió aprobado por unanimidad.

“Estuvimos trabajando mucho para tratar de acompañar desde el Estado la situación que están pasando muchos vecinos que quieren pagar sus impuestos pero están muy complicados económicamente, así que vamos a tratar de facilitarle una serie de medidas que les van a permitir abonar eso y mantenerse al día lo más posible”, había explicado Ducoté.

Con dicha sanción, quienes mantengan deudas por diferentes tasas, ya sea Servicios Generales, Seguridad e Higiene, Habilitaciones o Derechos de Construcción, podrán acceder a un plan de pagos que podrá llegar a ser de hasta 48 meses y con intereses que irán del 1 al 1,5 por ciento.

Sobre los requisitos que se deben cumplir para obtener este beneficio de la moratoria, anunciaron que quienes quieran comenzar el trámite en la oficina de Rentas, no deberá tener una deuda mayor a los 100 mil pesos en la tasa de Seguridad e Higiene o Habilitaciones de Comercios; a 70 mil pesos en el caso de Publicidad y Propaganda; o a 50 mil pesos en caso de Derechos de Construcción. Asimismo, a la hora de pensar en la tasa de Servicios Generales, podrán acceder todos aquellos que no reciban boletas por encima de los 1.000 pesos, lo cual aseguran, es alrededor del 97 por ciento de las partidas.

Respecto de la iniciativa, el subsecretario de Ingresos Municipales, Juan Carlos Mairano, indicó que con esto “no sólo se busca incrementar la base contributiva”, sino que también se espera “poder brindar facilidades a los vecinos”.

A la hora de referirse a los intereses, quienes opten por pagar en el máximo de cuotas, que se extendió a 48, tendrán un 1,5 por ciento de intereses. Para quienes paguen hasta en 24 cuotas los intereses serán de 1,25 por ciento; mientras que para los que paguen en el lapso de un año, el interés será de un 1 por ciento.

Finalmente, otros puntos a tener en cuenta del proyecto son que los recargos se quitarán en un 100 por ciento para el pago en una sola cuota, en un 80 entre 2 y 6 cuotas, 60 entre 7 y 12, y 40 entre 13 y 48. Las cuotas no podrán ser de menos de 200 pesos por mes, y la falta de pago de dos cuotas dará de baja el plan.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado