Desde Suteba Pilar afirmaron que solo reciben 27 pesos por estudiante y que la cantidad de alumnos supera a los cupos del comedor. Reclaman que la cláusula gatillo, además, se aplique cada mes.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) continúa con los reclamos a la provincia, a cargo de la gobernadora María Eugenia Vidal. Esta vez piden que la cláusula gatillo, que firmaron en el acuerdo paritario, pase a ser aplicada cada mes, aumentos de dinero y cupos para el SAE, entre otros puntos.

Martín Veloso, referente de Suteba Pilar, dialogó con Diario Resumen sobre los reclamos que han hecho desde el gremio y, primero, destacó el pedido de la Emergencia Alimentaria. “Adherimos a ese proyecto, porque tiene que ver con que se puedan redireccionar los fondos del estado para la ayuda alimentaria porque la crisis afecta mucho a los sectores populares, sobre todo luego de las PASO que se disparó la inflación, afectando a la canasta básica y los bolsillos de las familias”, explicó Veloso a este medio.

En estos últimos dos meses, con la inflación, el poder adquisitivo realmente se vio muy afectado”

Luego, haciendo hincapié en los reclamos estrictamente del FUDB, el docente fue claro al comunicar que es por esta misma crisis que los maestros necesitan la aplicación mensual de la cláusula: “cuando hicimos el acuerdo, luego de un año de lucha, se firmó con un punto importante que fue la cláusula gatillo. Se hizo de aplicación cada tres meses, con el contexto económico de ese momento, pero hoy vemos que el sueldo se licúa”.

El pedido es que, entonces, se pueda realizar por mes para no perder el salario en la escalada inflacionaria que, asegura Veloso, es lo que ocurre en estos momentos. “En estos últimos dos meses, con la inflación, el poder adquisitivo realmente se vio muy afectado. Creemos que no es algo tan difícil de aplicar”, comentó.

Sin embargo, al momento el gobierno provincial no ha dado respuestas para el pedido “ni ha tenido actitudes de diálogo”.

En segundo lugar, están solicitando la mejora del Servicio Alimentario Escolar (SAE) para los alumnos que reciben desayuno, almuerzo y/o merienda en los colegios porque el dinero que ingresa por niño, no es suficiente para poder brindar una alimentación de calidad.

“Por un lado, pedimos que lo que se paga por cada cupo aumente considerablemente, porque en este momento se paga 27 pesos por alumno y lo que solicitamos es que, por lo menos, se triplique. Con estos montos no podemos garantizar una alimentación saludable y nutritiva para los chicos”, criticó Veloso.

Otro de los pedidos es que aumenten los cupos, es decir, que se envíe dinero para más niños ya que son cada vez más los que deben comer en las escuelas porque en sus casas, lamentablemente, no hay para comer: “no están garantizados los cupos de comedor para todos los alumnos, no se puede elegir quien come y quien no”.

En su escuela, por ejemplo, contó que hay 600 alumnos pero que hay 374 cupos, por lo que son 226 chicos los que se quedarían sin alimento. “Qué pasa con chicos que no tienen cupo, que no alcanza. Nosotros estiramos al máximo para que todos puedan comer, ningún docente, ningún auxiliar va a determinar qué alumno puede comer y qué alumno no. En la práctica, al no alcanzar, se estira, pero baja la calidad de alimentación”, dijo.

Sin respuestas al momento, el FUDB seguirá con los pedidos porque “son necesidades urgentes” que no esperan a la política y las acciones de manifestación en plazas o radios abiertas, continuarán.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado