El fin de semana el personal del Destacamento de Monterrey recibió a través del 911 una alerta sobre una menor cuya vida estaba en riesgo.

Al llegar a la vivienda ubicada entre las calles Pampa y Derqui, del barrio Monterrey se encontraron con una niña de un año y cuatro meses inconsciente y sin signos vitales.  Rápidamente se determinó que se trataba de “asfixia por inmersión” según destacaron fuentes policiales.

La pequeña había caído a la pileta de su hogar y se había ahogado. Su madre, una joven de 24 años, se encontraba junto a la menor y había llamado a la policía. Fue allí que los efectivos comenzaron a realizar las maniobras de resucitación cardiopulmonar en la menor.

Tras unos minutos, la pequeña recuperó los signos vitales y fue trasladada rápidamente al Hospital Pediátrico Federico Falcón, en Del Viso donde fue completamente estabilizada.

Si bien permaneció internada y en observación durante unas horas, la pequeña está fuera de peligro.

 

Ampliaremos

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado