Se trata de una suma acumulada por no cumplir con el pago de las expensas de un terreno, con el que cuenta el precandidato a presidente en el country La Escondida de Manzanares. El incumplimiento se suma desde abril de 2017.

 

La decisión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sacudió el tablero político y la fórmula Fernández-Fernández, con Alberto como candidato a la presidencia, ha dado mucha tela para cortar durante la última semana.

En ese marco, el ex Jefe de Gabinete del kirchnerismo se ha apoderado de la escena que muchos buscaban ocupar, sin embargo, ese lugar también suele tener sus “contras”. Encontrarse en el centro de atención también expone hasta el último resquicio de la vida de un político, y este caso no fue la excepción. Por lo que en las últimas horas, ha trascendido una abultada deuda inmobiliaria que el precandidato presidencial tiene nada más y nada menos que en Pilar.

Casi medio millón de pesos es la cifra que se ha acumulado en expensas desde 2017 a la fecha. Así lo señaló Clarín, que en un informe expuso que se trata de un terreno que compró Alberto Fernández hace algunos años en el barrio La Escondida, ubicado en la zona de Manzanares.

Según indicaron, seducido por los enormes y boscosos lotes del barrio, el referente del peronismo decidió comprar uno, tras haber alquilado una casa durante algún tiempo. La tranquilidad habría sido un factor importante a la hora de tomar esa decisión, ya que tal como manifestó un vecino del lugar, “acá nunca vimos a otros políticos, empresarios o sindicalistas. Se ve que le gustaba venir a desenchufarse, aunque varias veces discutió con los vecinos porque no respetaba el límite máximo de velocidad, de 20 kilómetros por hora”.

El problema se presentó cuando el aspirante a la presidencia dejó de afrontar los gastos de las expensas. “Entre 2014 y 2016 pagó sin problemas. Pero desde abril de ese año no lo hizo más. Y las veces que alguno se lo reclamó cuando lo vio terminó en discusiones feas porque se ofendió”, aseguró otro vecino del barrio ubicado en suelo pilarense.

“Entre 2014 y 2016 pagó sin problemas. Pero desde abril de ese año no lo hizo más”

Respecto de este barrio de 36 hectáreas con parcelas de alrededor de 3.000 metros cuadrados que garantizan privacidad y silencio, el cual fue desarrollado por un grupo de ex alumnos del colegio Newman, y se encuentra a la altura del kilómetro 61,5 de la Panamericana, pero alejado de la zona de barrios privados. Cabe destacar que en su modestia cuenta con un pequeño club house y una pileta común que sólo ofrece un sobrio lugar de encuentro para vecinos que cuentan con mejores comodidades en sus respectivas casas.

Asimismo, el emprendimiento tiene apenas 67 terrenos, y en caso de que Fernández quisiera levantar una vivienda sobre el suyo, primero debería saldar la deuda que tiene con el consorcio, la cual, según la liquidación de expensas correspondiente a abril de este año, llegaría a los 475.879,43 pesos. En tanto, si se le suman los gastos de ese período y los punitorios correspondientes, ese monto treparía a 509.549,48 pesos. Unos 11.000 dólares que se convierten en la primera acusación contra el elegido de Cristina, en una carrera que acaba de comenzar de cara a las próximas elecciones que decidirán el futuro del país para los próximos cuatro años.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado