DestacadoOpinión

Defensor del Pueblo: es hora de darle la oportunidad al vecino y no al “político contaminado”

0

 

Por Marcelo H. Echevarría

Abogado (UBA) – Especialista en Derecho Penal (UB)

En Pilar vivimos un momento de enorme civilidad. La elección para Defensor del Pueblo dejará expuesta una realidad, siendo ésta si ese cargo lo define el “dedazo político” o los vecinos.

Ningún Defensor del Pueblo fue nombrado por sus “pergaminos”, ni por idoneidad, ni por su “amor” por Pilar, sino que fueron funcionarios elegidos “a dedo” por un sistema, acatando las órdenes que provenían de sus jefes políticos, sin importar los padecimientos vecinales. Eso sí, cobrando un importante sueldo y manejando una infraestructura estatal local que, quizás siendo un privado, sería impensado que la posean.

Hasta ahora el “dedazo político” tuvo enorme éxito, cuyas consecuencias impactaron nefastamente en la localidad.

No le importó al Defensor que electrodependientes quedaran desamparados por los sistemáticos cortes de Edenor. Tampoco que Pilar pase a la prehistoria legalizando el cableado aéreo. Las recurrentes inundaciones. Que la inseguridad se cobre víctimas, mientras que el oficialismo afirmaba que los índices disminuían. Que al pilarense se lo exprima con impuestos y tasas locales, sin reciprocidad alguna por parte del Municipio en lo referido a calidad de vida, salud e infraestructura, entre otros.

Un solo ejemplo ilustra lo manifestado.

En mi carácter de simple ciudadano, hace tres meses solicité al presidente del ENRE por nota que intervenga en Pilar por los reiterados cortes de Edenor que dejaban barrios enteros sin luz durante semanas. Desde la Defensoría del Pueblo alegaban que nada podían realizar al respecto.

El presidente del ENRE contestó la nota en escasos días informando que Edenor prestaba un servicio “deficiente” en la localidad y que, por dicha razón, se había hecho acreedor de reiteradas sanciones con imposición de multas millonarias.

El Defensor del Pueblo permaneció en “silencio de radio”.

Jamás conocí iniciativa alguna para resarcir ante los cortes de luz a las víctimas por parte de la Defensoría. Contrariamente, como ciudadano, logré en reiteradas ocasiones importantes indemnizaciones por los cortes de luz que padecí, llegando a beneficiarse -mediante dichas presentaciones- también mis vecinos.

En mi participación fugaz como asesor “ad honorem” de una entidad sin fines de lucro del distrito, pude vivenciar cómo una mesa directiva obtenía importantes iniciativas para Pilar tanto de Nación como de Provincia. Entonces se preguntarán: ¿Por qué no lo hizo el Defensor del Pueblo?

Sea por desconocimiento, por falta de voluntad política, por comodidad, o por innumerables factores, lo cierto es que dejó en estado de indefensión a sus representados que, con sus impuestos, le pagaban su sueldo.

Es hora de darle la oportunidad al vecino y no al “político contaminado”.

Lo adelanté públicamente, la persona idónea –a mi entender- para ocupar ese cargo es el doctor Daniel Castro.

Pero claro, Daniel no es político, es independiente, idóneo, intelectual. Ama, conoce, vive en Pilar y desea lo mejor para la localidad.

Por ello, estimo que tendrá pocas chances de ser electo, excepto que los políticos que definirán esta elección giren 180 grados y piensen una sola vez “por y para el vecino” y no en beneficio de un ex funcionario desempleado y/o paguen con ese nombramiento un compromiso político asumido.

De ser así pediremos muchos aplausos para nuestros políticos locales quienes darán un ejemplo de civilidad y credibilidad lo cual, les aseguro, trascenderá en Nación y en la Provincia de Buenos Aires ante las nuevas autoridades que asumirán próximamente.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado