El ex presidente cumplió una semana de internación desde su ingreso al Hospital Austral. Tras pasar por quirófano, fallaron en los intentos de quitarle el respirador artificial.

 

El ex presidente Fernando De la Rúa cumplió una semana desde su internación en el Hospital Austral de Pilar, y a pesar de algunas variaciones, continúa presentando un estado delicado. Tal es así, que en la jornada de ayer hubo que someterlo a una traqueotomía, ya que su condición respiratoria es la que más problemas le está causando actualmente.

Cabe recordar que como habían dado a conocer sus allegados, el ex mandatario ingresó al centro de salud luego de descomponerse en la madrugada del 1º de enero, situación que se dio tras una reunión familiar para recibir el año nuevo en la quinta que posee el referente radical en la localidad de Villa Rosa.

El cuadro que presentó mostraba una infección pulmonar, que rápidamente le reavivó las complicaciones cardíacas que venía padeciendo desde hace tiempo, y por esa razón tuvo que ingresar al quirófano, donde los profesionales del Austral le colocaron tres stents.

Desde el Hospital dieron a conocer el único parte médico que sería público, indicando que al momento del ingreso, De la Rúa “presentaba un cuadro de infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas. Se inició tratamiento antibiótico y se le realizó una angioplastia coronaria para asistir su corazón”. Y luego de eso, fuentes cercanas a la familia confirmaron que se encontraba “sedado y en asistencia respiratoria mecánica en área de cuidados críticos”.

Fue el viernes cuando se dieron a conocer novedades que parecían alentadoras, ya que la presencia de una leve mejoría llevaba a que le disminuyeran la medicación, sin embargo, la frustración regresaría cuando fallaron en los tres intentos realizados para desentubar al paciente y quitarle el respirador artificial.

A partir de allí, las señales continuaron siendo de preocupación, y en la jornada del lunes se le realizó una tomografía de tórax para reevaluar la neumonía, ya que era la que más complicaciones estaba trayendo, dado que su parte cardíaca se encuentra estable. Ahí fue cuando se tomó la decisión de realizarle la traqueotomía.

Última participación pública

La última vez que se había visto a Fernando De la Rúa en público fue en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires. El ex presidente participó de la gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón, acompañado de su esposa. Hoy, tras una semana de internación, la salud del dirigente radical continúa siendo una incógnita.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Política