Tienen desde 2 a 35 años de antigüedad. Desde la Comisión Interna denuncian que fueron despidos sorpresivos sin ningún tipo de causa. El jueves tendrán una reunión en el Ministerio de Trabajo.

 

La compañía Johnson & Johnson, ubicada en el kilómetro 63,5 de Ruta 8 en la localidad de Fátima, ha despedido a 13 empleados el pasado viernes, argumentando una “reestructuración” pero, los trabajadores afirman que se trató de algo sorpresivo y sin causas posibles.

Las antigüedades de los empleados van desde los 2 a los 35 años y, los motivos, no fueron explicados. “Esto ocurrió el viernes, por la mañana, cerca de las 6 cuando el personal ingresó a la planta, les notificaron que los estaban desvinculando y los invitaron a retirarse del lugar”, dijo en diálogo con Diario Resumen, Renzo Anzalone, delegado de la empresa.

Asimismo especificó que se trató de “una situación sorpresiva” y que había “personal ajeno a la planta en lugares estratégicos”: “parados en puertas, porterías, vestuarios. Muchachos con traje, parados de forma intimidatoria fueron ellos quienes sacaron a los trabajadores despedidos”.

Anzalone aclaró que luego de que Recursos Humanos llamara a los 13 cesanteados para adjudicar su despido a una reestructuración fueron llamados los miembros de la Comisión Interna pero, solo apuntaron a “una decisión global a la que ni Johnson Argentina estaba al tanto, dicen que se enteraron un día antes”.

Por otro lado, expuso que en la reunión con los empleados la empresa confirmó que depositaría las indemnizaciones correspondientes a cada empleado en el trascurso de la semana.

“Quedarse sin trabajo de un día para otro, en esta situación en la que estamos, este contexto que vivimos que es difícil. Se complica, por más que la empresa cumpla con la ley pagando indemnizaciones”, comentó.

Además, el delegado denunció la persecución por parte de los empresarios: “hubo intimidación, desplegaron personal privado de empresas de seguridad. A los chicos que iban sacando, los acompañaban de mala gana, como si estuvieran sacando delincuentes”.

“Hubo intimidación, desplegaron personal privado de empresas de seguridad”

Al consultarle por las posibles razones de los despidos, Renzo Anzalone aseguró que si bien a fines del 2018 hubo una pequeña merma en la producción, la compañía había logrado revertir la situación por lo que, no podría estar ligado a la baja producción: “se redistribuyó, donde hubo merma, llevando a los compañeros a donde había mucho más trabajo. La empresa no manifestó que se trataba de dificultad de dinero”.

Por último, destacó el hecho de “despidos selectivos” a compañeros que reclamaban horarios de estudio, problemas de salud y categorías y que las denuncias en el Ministerio de Trabajo ya han sido realizadas y el jueves, habrá una mediación.

 

Foto: Pilar de Todos

 

 

 

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad