DestacadoSociedad

Continúan las quejas por el mal estado de los colegios: “es una escuela que está abandonada”

0

Desde la semana pasada la Escuela Nº 17 de Fátima está sin electricidad y con fallas en el gas. Los alumnos no asistieron jueves y viernes y los padres desconocen si volverán las clases.

Las bajas temperaturas de la semana pasada ocasionaron diversos problemas en establecimientos educativos que, según denunciaron padres y gremios docentes, no poseían calefacción y, como consecuencia, no podían afrontar la ola de frío que azotó al distrito.

El viernes siete establecimientos fueron los que –según informó Suteba Pilar– habían suspendido las clases y el futuro de algunas escuelas, aún es incierto. En medio del fin de semana largo por el Día de la Independencia, muchos padres desconocen si hoy sus hijos podrán o no asistir a clases.

Este es el caso de la Escuela Nº 17 de la localidad de Fátima, en donde desde el lunes 1 de julio hasta ayer, no había electricidad. “Los problemas con la electricidad empezaron la semana pasada, el lunes ya estaban sin servicio. Al no tener electricidad, no se podía cargar el tanque de agua para que los chicos pudiesen utilizar”, denunció en dialogo con Diario Resumen, Carmen, madre de alumnos de la escuela.

Asimismo, destacó que el reclamo a Edenor fue realizado “pero no solucionan el problema” y que “tampoco hay gas para que los chicos puedan calefaccionarse”.

Respecto de la suspensión de actividades curriculares en el edificio, explicó que hasta el miércoles los alumnos asistieron pero ya el jueves, con la temperatura sumamente baja, debieron suspender las clases: “la maestra me había dicho que el lunes ya no había servicio pero seguían dando clases, por salones. Jueves y viernes no hubo clases para nadie porque con el frío que hacía, no se podía calefaccionar, no podían ir al baño, usar agua”.

Al momento, la mujer aseguró que desconocía si hoy, miércoles, podría mandar a sus hijos al colegio ya que por el fin de semana largo, no había nadie en el establecimiento.

Es un edificio muy viejo, hay muchas goteras, se llena de agua el patio, es una escuela que está abandonada”

Carmen luego criticó que en sí, la escuela se encuentra muy abandonada por las autoridades y que, además de los problemas con los servicios básicos, es necesario el mantenimiento edilicio. Vale recordar que hace algunos meses se amplió el edificio y se sumaron nuevas aulas.

“Está cada vez peor, hay ventanas que directamente no se abren y eso impide la ventilación tanto en verano como en invierno cuando los chicos salen al recreo. Es un edificio muy viejo, hay muchas goteras, se llena de agua el patio, es una escuela que está abandonada”, denunció Carmen.

Por otro lado, aseguró que desde la dirección se han hecho los reclamos correspondientes al Consejo Escolar pero que, nada ha cambiado: “siempre reclamamos, pedimos que vengan a ver la situación del colegio. Vienen, nos dicen que tomarán las medidas pero el edificio sigue estando igual”.

En medio de su queja, admitió que como madre es difícil tomar la decisión de llevar a sus hijos a la escuela sabiendo que, quizás, puedan pasar frío pero que también entiende lo importante que es que tengan educación, por lo que espera que exista una solución pronto.

“Es complicado, pero no queda otra porque sino ellos no aprenden. Es difícil mandarlos ahora que hace frío, porque adentro del salón es una heladera, sin electricidad, era desesperante, estaban a oscuras. Esperaremos, sino presentaremos cartas, quejas, esto no puede seguir así, es un colegio y no puede faltarle la electricidad, el gas”, cerró Carmen.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado