Ya se han visto las cámaras del COM, pero no se logra divisar a la menor luego de que tomase el colectivo para ir al colegio. Su madre teme que esté con un joven violento, con quien testigos dijeron haberla visto.

Priscila Abigail Ramírez, de 17 años, está desaparecida desde el viernes por la mañana cuando salió de su hogar en Manuel Alberti para ir al Instituto Tratado del Pilar, ubicado en Pilar Centro, pero no llegó.

La adolescente se subió al colectivo de la línea 203, cerca de las 11.35 de la mañana, y desde allí no se supo nada más de su paradero. Su madre, Miguela, ha radicado la denuncia y se ha comenzado una exhaustiva búsqueda que ya lleva cuatro días.

“Ayer estuvimos en el Centro de Monitoreo, pero no se la registra en las cámaras. Sí cuando sale, porque la tengo frente a mi puerta. También se la ve cuando toma el colectivo, pero después se la tragó la tierra”, explicó la madre de la menor en diálogo con Resumen.

Además, agregó que en el sistema SUBE está registrado el horario en el que Priscila subió al transporte público y que no puede ser rastreada por celular, ya que la menor no tiene uno desde que se lo robaron y sus padres no pudieron comprar otro.

Con los nuevos datos que les han aportado terceros han tenido novedades: “ayer nos dijeron que estaba en la costanera y seguimos esa pista”. Sin embargo, la mujer recalca que Priscila no se llevó nada de su hogar, ni ropa, dinero o siquiera el documento. “No se llevó nada, nosotras tampoco nos habíamos peleado. Somos de hablar, sabe que puede contar conmigo”, dijo.

Además, por averiguaciones que han hecho anteriormente, su hija habría sido vista con un joven mayor que ella al que habría conocido en un pool al que suele ir con sus amigos del colegio. El joven, según explicó Miguela, tiene antecedentes por violencia de género y restricciones perimetrales.

“Es un hombre violento que tiene denuncias, golpeó a su hija de un año y desfiguró a su ex mujer. Trabajaba para el Municipio, pero lo echaron. Su ex novia nos contó lo que ocurría y, si es así, es manipulador. Él era el novio de su mejor amiga, pero se pelearon porque es una persona tóxica”, agregó Miguela y explicó que, al ir a la vivienda de la familia del joven, las versiones de sus allegados no son coherentes: “es todo muy raro”.

“Ella no es problemática, es familiera. Ella siempre decía que no se iría de casa, dejando su cama o sus cosas”, cerró Miguela.

Priscila mide 1,60 metros, tiene el cabello oscuro, ondulado y usualmente utiliza rodetes. La última vez que la vieron llevaba un buzo gris, jeans rotos y zapatillas flúo. Ante cualquier dato llamar al 011-15-21666068 (Miguela).

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales