Foto: Infobae
Policiales

Confirmaron el procesamiento de dos médicos de Pilar por estafa al Pami

0

 

Consistía en que los estudios patológicos de un laboratorio privado eran realizados con insumos del Estado, por intermedio de PAMI, generando un beneficio económico millonario para los dos médicos.

A fines de abril se conoció el caso de estafa hacia el Estado Nacional por parte de dos médicos de PAMI que utilizaban los insumos para un laboratorio privado que operaba en nuestro distrito. El mismo se encontraba en el Polo Uno, en Panamericana y Ruta 25. Ahora, fue confirmado por la Sala II de la Cámara Federal el procesamiento de ambos médicos.

Julián Ercolini había procesado a la médica María Sol Serrano, Jefa del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Milstein, y a su segundo, el patólogo Silvio Ricardo Grisendi. Serrano y Grisendi estuvieron detenidos dos días, liberados y procesados sin prisión preventiva.

El juez había demostrado que defraudaron –entre enero de 2017 y abril de 2019– a PAMI en 5 millones de pesos. Junto a ambos médicos, fueron procesados los técnicos que realizaban las tareas necesarias para obtener el diagnóstico a partir de las biopsias.

En abril, cuando allanaron el hospital, se encontraron 181 muestras que pertenecían a pacientes de la Clínica San Camilo, y la justicia logró determinar que esa misma clínica pagaba por estudios al laboratorio privado pilarense de Serrano.

“…aprovechándose de la condición que sus cargos ostentaban –jefa, médico patólogo y técnicos- dentro del Servicio de Anatomía Patológica, habrían solicitado la adquisición de insumos para el laboratorio y, en consecuencia, los utilizaron de manera irregular, junto con las computadoras, impresoras, horas de trabajo del personal de aquella área del Hospital César Milstein y demás elementos técnicos, para la realización de estudios de la especialidad (biopsias, informes histopatológicos, etc.)”, consignó el juez en el procesamiento, según publicó Infobae.

La denuncia fue realizada por Javier Arzubi Calvo, titular de la UFI que investiga delitos cometidos en PAMI. La investigación comenzó luego de que Jacinto Lazo, director del Milstein detectara irregularidades en horarios de trabajo y cantidad de insumos.

Entre los argumentos para el procesamiento se destacó que “…se ha acreditado prima facie que los encartados retiraban muestras de la Clínica San Camilo y las trasladaban al Servicio de Anatomía Patológica del Hospital César Milstein en donde se les colocaba un número de referencia y eran procesadas –actividad llevada adelante por los técnicos…según sus respectivas especialidades- para luego efectuar el correspondiente diagnóstico –tarea que desarrollaban Grisendi y Serrano en su carácter de patólogos-, utilizando recursos solventados por el Estado Nacional”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales