Los 8 mil restantes se harán en el resto del año y, en esta etapa, se enfocarán en los caminos de las cuencas lecheras. El plan tendría que haber iniciado en 2018, pero lo impidió el presupuesto.

 

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires pondrá en marcha en marzo las obras de reparación de unos 4 mil kilómetros de caminos rurales troncales, especialmente los de las cuencas lecheras.

El plan, que en principio iba a ponerse en marcha el año pasado pero que por cuestiones presupuestarias se retrasó, prevé que se mejorarán alrededor de un total de 12 mil kilómetros de caminos este año. Mientras que la primera etapa incluye a 4 mil kilómetros y se pondrá en marcha en marzo, los 8 mil restantes están contemplados para todo el año.

Desde el Gobierno, reconocieron que la demora se debió a atrasos en las licitaciones pero que las maquinarias ya estarán trabajando desde el próximo mes. De esta forma, se dará impulso a uno de los compromisos que asumió la gobernadora María Eugenia Vidal que días atrás recibió a representantes de las entidades del campo.

Cabe recordar que el año pasado, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) dio a conocer un informe en el que señala que el 18 por ciento de los caminos rurales se encuentra en mal estado y un 45 por ciento en condiciones regulares, o sea, que también presentan inconvenientes de tránsito. La problemática, indicaron en ese momento, toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que por estas rutas se transportan anualmente más de “45 millones de toneladas de grano, 2.500 millones de litros de leche y más de 9 millones de cabezas de ganado”.

En tanto, un informe de la Dirección de Lechería bonaerense indica que el arreglo de caminos rurales tendría un efecto positivo, tanto económico como social, en 75 por ciento de los tambos y 55 por ciento de las plantas lácteas de la provincia, ya que las obras previstas para 12 mil kilómetros involucran aproximadamente 1.900 establecimientos y 175 industrias.

En la provincia existe una red de 25 mil kilómetros de caminos rurales, que conectan los campos con las rutas asfaltadas y son usados para comunicar pequeñas localidades entre sí y con la cabecera de los partidos y, sobre todo, para enviar la producción a los mercados concentradores.

El mantenimiento está a cargo de los municipios, pero el estado general es malo. Por eso, la Provincia avanzará con este plan de reparar 12 mil kilómetros de ese total. Son los tramos considerados troncales: si están en buen estado, ningún productor debería recorrer un trecho muy largo para llegar a ellos y así alcanzar las rutas asfaltadas

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales