Clínicas bonaerenses en “alerta” vuelven a advertir sobre la suba de costos

0

En Fecliba se mantienen expectantes por el “preocupante déficit económico”. “Estamos bajo el paraguas de una emergencia sanitaria”, declaró Néstor Porras.

La Federación de Clínicas y Sanatorios de la provincia de Buenos Aires (Fecliba) volvió a declararse en estado de alerta por el “preocupante déficit económico en el que están inmersos” sus asociados y cuestionó considerablemente el incremento que les otorgó IOMA.

“El 15 por ciento de aumento que reconoció el IOMA en sus prestaciones, y que procederá a pagarlo en cuotas a partir del mes de septiembre, resulta insuficiente en relación a los niveles de inflación, al aumento del 27,5 por ciento de sueldo que cerraron los trabajadores de la salud, y a los insumos dolarizados que tienen que afrontar los diferentes sanatorios del conurbano”, indicó Fecliba en un comunicado emitido en la mañana de ayer.

“Históricamente los financiadores como IOMA y PAMI acompañaron al menos el porcentaje de paritarias. Pero en esta oportunidad se ha tomado una modalidad distinta a nivel nacional y provincial, que es realizar ofertas por debajo de los niveles de inflación que el propio presidente Mauricio Macri reconoció”, señaló  el titular de la entidad, Néstor Porras.

Bajo esta misma línea, el dirigente de la federación sanitaria aseguró que las clínicas están en un estado muy complicado. “Tuvimos más de un 100 por ciento de aumento en electricidad y  los insumos que nosotros requerimos para desempeñar nuestras labores están dolarizados. Tenemos una entrada fija, con gastos variables”, destacó. Y alertó: “Estamos bajo el paraguas de una emergencia sanitaria, pero el día que la ley de la grave situación que atravesamos caiga está garantizado que cerrarán el 60 por ciento de las clínicas. Tenemos tantos frentes de ataque que no sabemos si nos va a cerrar la AFIP o los financiadores”.

Con los pagos atrasados y otros tantos escalonados, otro de los temas que preocupa es la posibilidad de poder mejorar las fechas para ejecutar los cobros, según denunció Fecliba.

“Esto es derramar un vaso de agua en un océano y creo que tenemos que ir al fondo de la cuestión”, dijo Porras y agregó “la salud no es una empresa con la que se puede jugar, es una demanda de la sociedad. Necesitamos que se tome conciencia sobre el tema ya que detrás de este pedido hay gente que depende de estos centros de salud”.

Finalmente, envió un mensaje contundente a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal: “que no permita que los financiadores se conviertan en empresarios. Atendemos a la seguridad social y a la persona. La situación no es para nada buena. Uno ve cierta voluntad, pero tenemos que llegar a los hechos más que a la voluntad”.

Compartir!
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta