Ministros de la administración sciolista respondieron a las críticas de la cabeza de Producción nacional, Débora Giorgi, quien criticó la implementación de la conciliación obligatoria ante la huelga de la empresa Gestamp.

Dos ministros de Daniel Scioli salieron el fin de semana a responder las críticas de la titular de la cartera de Producción a nivel nacional, Débora Giorgi, quien volvió a cuestionar el accionar de la Provincia respecto al conflicto laboral que se suscita en la fábrica autopartista Gestamp, ubicada en Escobar.

Por un lado, el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, y su par de Producción, Cristian Breintestein, explicaron que la conciliación obligatoria dictada ante la huelga de los trabajadores, que lleva 50 días, “fue porque con una decena de obreros subidos a un puente grúa de 20 metros no se podía desalojar sin riesgo de una lesión grave”.

En el marco de una protesta, Breitestein enfatizó: “Se eligió el camino más difícil, el del diálogo, y el lunes la empresa va a estar en condiciones de volver a funcionar”.

Las declaraciones del funcionario se dan en medio de la polémica que se desató cuando el sábado la presidente Cristina Fernández pidió públicamente al gobernador Daniel Scioli que “se hiciera cargo” del conflicto gremial, que lleva unos diez días en la planta.

“No se puede estar únicamente para la sonrisa, muchas veces también hay que estar para la responsabilidad”, había disparado la mandataria.

Luego, la ministra Débora Giorgi cuestionó que la conciliación obligatoria dictada por el gobierno bonaerense era una medida adoptada por la Provincia “para la foto, facilista y que no resuelve el fondo del problema”.

El titular de la cartera laboral, Oscar Cuartango, también explicó entonces que optó por dictar la conciliación obligatoria, porque si se iba por la vía del desalojo “podía haber lesionados y muertos”.

“Tomamos la medida de la conciliación obligatoria porque priorizamos la protección de la salud de los trabajadores. El conflicto afectaba la paz social y el bien público, alteraba a la ciudadanía y afectaba el tránsito”, señaló.

El funcionario también remarcó: “Nosotros generamos una nueva instancia de negociación y es muy importante. Hay que actuar y hablar con prudencia y responsabilidad. Antes de tomar estado mediático preferimos resolver los problemas de fondo. No gobernamos para los medios”.

Para concluir, Giorgi criticó de nuevo la medida adoptada, y evaluó que la situación en el conflicto en Gestamp es “realmente inestable” porque “el dictado en el día de ayer de la conciliación obligatoria implica un período de diálogo por 15 días hábiles, y la reincorporación de estos trabajadores claramente pone en un estado de indefensión al resto de los trabajadores que fueron violentados y amenazados”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Provinciales