Horacio Martínez, de B&M Propiedades, aseguró que “la crisis económica está golpeando fuerte y las inmobiliarias y los alquileres no escapan a la realidad”. Apuntan a los valores de los servicios y los impuestos como principal causa.

 

La aguda crisis general que atraviesa la Argentina se sigue reflejando con desgano en el centro de nuestro distrito. A esta altura, se ha vuelto casi una tarea utópica circular por alguna calle del centro sin ver un cartel de inmobiliarias que plasmen una realidad inocultable: Cada vez son más los comerciantes que desisten de la apuesta por surgir en el casco central de Pilar.

Las diferentes inmobiliarias de la zona, suman paulatinamente establecimientos comerciales a sus carteras de ofertas. En una recorrida de Diario Resumen, se pudieron constatar varias decenas de locales en el mercado que están a la espera de algún aventurado inquilino que quiera asumir el reto de invertir comercialmente en el centro de Pilar.

Sobre la avenida Tomás Márquez, Víctor Vergani, Ituzaingó, Hipólito Yrigoyen, Ruta 8, Rivadavia, Tucumán y San Martín, entre otras, se pueden apreciar los mencionados carteles.

Para conocer las impresiones que va dejando este fenómeno comercial en el distrito, Resumen se comunicó con Horacio Martínez, de la inmobiliaria B&M Propiedades, quien afirmó: “En locales, hay muchas vacantes en el centro de la ciudad sobretodo en los que manejamos nosotros”.

Sobre la cantidad de interesados en alquilar algún establecimiento, Martínez lamentó que “hay muchas vacantes y no hay demanda prácticamente”. En ese sentido sumó que “esto es una dificultad igual en todo el país, la crisis económica está golpeando fuerte y las inmobiliarias y los alquileres no escapan a la realidad”.

El agente inmobiliario aseguró que “en el contexto de la economía, se están reacomodando valores de alquileres debido a las circunstancia y a la situación. Es un panorama preocupante el que atravesamos”.

Asimismo, informó que en su inmobiliaria mantienen actualmente una cartera considerable de ofertas: “Nosotros como agencia, tenemos una cartera en el centro de Pilar de aproximadamente ocho locales”.

En cuanto a costos, Martínez aseguró que “los valores son muy amplios si son específicamente en el centro, pero por tener un estimado, están oscilando en los 15 mil pesos como promedio”.

Aunque no acusó a los valores como principal causante de este crecimiento de ofertas. “Los que alquilan se ven superados más que todo, por los costos de mantenimiento, los impuestos, las tasas, y las poca demanda que consume el público pilarense. A los comerciantes no le dan los números en definitiva, por lo que no pueden seguir adelante”, alegó el entrevistado.

A pesar de los costos y de la inflación escalonada, Martínez aseguró que, en lo que al Centro se refiere, los costos se siguen manejando en moneda local: “Los valores son todos en pesos. Los costos en dólares se manejan a un nivel más alto y a superficies más importantes, pero acá en el centro no se estima ninguno en dólares”.

Por último situó sus expectativas en un reordenamiento económico: “Nosotros tenemos expectativas de que esto cambie, aunque así como está actualmente, que vemos un mercado deprimido, recuperar la economía llevará tiempo pero la esperanza siempre la tenemos”.

 

Preocupación

 

Quien también tomó palabra en el tema fue Jesús Humaño, del Observatorio de Derechos Laborales de Pilar.

Sobre el incremento de locales comerciales en alquiler, expuso: “Hay una preocupación en la que nosotros hemos hecho un relevamiento que conjuntamente con los despidos en el sector industrial también hay una grave problemática con los trabajadores del sector del comercio”, y calificó que “tiene que ver con el cierre de locales producto del desplome en las demandas”.

“Los que alquilan se ven superados por los costos de mantenimiento, los impuestos y la poca demanda del público pilarense”

Humaño mencionó que en su relevamiento de locales sin actividad “percibieron que existe una preocupación grave”.

En esa línea sostuvo: “Sobre la situación de los comercios, la mayoría, más que la incidencia de los valores del alquiler, son las tarifas de servicios, eso fue lo que en el 70, 80 por ciento de los casos motivó a los dueños de estos comercios a cerrar por los altos niveles de tarifas de luz y los impuestos”, y denunció que “fueron determinantes estos tarifazos salvajes de este gobierno que son imparables”.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado