El joven derquino, de tan solo 17 años, obtuvo la segunda colocación en su participación en el Campeonato Mundial de Karate Shukokai y Gishinkan Cup que se llevó a cabo en Japón. En el certamen se presentaron atletas de más de 30 países.

A sus 17 años, Carlos Nicolás Saldivia emprendió un largo viaje desde Derqui hasta la ciudad japonesa de Amagasaki para participar en el Campeonato Mundial de Karate Shukokai y Gishinkan Cup. Allí se consagró como subcampeón frente a un joven japonés.

Desde hace seis años Carlos se dedica al karate, en los cuales ha participado en más de 50 campeonatos, en los que ha obtenido grandes resultados, consiguiendo en la mayoría el primer lugar del podio. Por su destacado rendimiento y resultados obtenidos, Nelson Vidal, su profesor del Suzaku Dojo de Pilar – “Ave Fénix”-, le ofreció la posibilidad de viajar a Japón para participar del Campeonato Mundial de Karate Shukokai y Gishinkan Cup, al que también concurrieron más de 2000 competidores de 30 países.

En primera instancia Carlos participó en la categoría Formas, donde no pudo llegar muy lejos y quedó eliminado después de la segunda ronda. Luego se midió en la disciplina Combate donde llegó a disputar la final contra un joven japonés. Fue en esta especialidad donde se consagró como Subcampeón Mundial Shukokai en Kumite (combate) categoría 16/18 años Kyus (cinturones de colores) y Danes (cinturones negros).

Fue a través de las redes sociales que su familia se enteró del logro conseguido por el joven karateka, cuando su profesor hizo público en Facebook el título que había obtenido. “Ese día familiares, amigos y compañeros de la escuela me llenaron de mensajes. Pero desde el momento que viajé sentí el apoyo de mis padres y hermanas con quienes hablaba diariamente, a pesar de la distancia y el cambio de horario”, afirmó Carlos.

Desde Japón, el adolescente destacó el acompañamiento incondicional de su madre Clara Vega, quien trabaja en la Universidad Austral como empleada de una empresa que brinda servicios de seguridad dentro del Campus de Pilar. “Cuando se enteró que me habían convocado para viajar al mundial, se puso muy contenta de que fuera yo el elegido. Doy gracias a Dios por ella y la familia que tengo, a quienes amo con todo mi ser. Mis padres estuvieron y están siempre”, expresó.

Un logro de todos

Concretar el viaje no fue sencillo, el valor de los costos del mismo significaba un gran esfuerzo para el joven derquino y su familia. Además de los ahorros familiares, el joven deportista logró juntar el dinero para llegar a Japón gracias a un aporte que hizo la empresa para la que trabaja su madre y a una rifa que llevó a cabo con el objetivo de recaudar fondos en la que tuvieron una participación activa la Universidad Austral y el Instituto Privado Antonio Toro, colegio encargado de la educación de Saldivia.

“Los profesores, los directivos y mis compañeros del Instituto me ayudaron muchísimo con las ventas y la dueña de la escuela aportó plata para que pudiera comprar los pasajes. Los empleados y algunos alumnos de la Universidad Austral también colaboraron mucho con la compra de rifas”, detalló Carlos y agregó: “Estoy muy agradecido con todos por su apoyo”.

El futuro

Como consecuencia del desempeño realizado en Amagasaki, Carlos recibió distintas invitaciones para participar de torneos internacionales en Uruguay, Chile y Escocia. Pero el joven no asistirá a los mismos ya que se concentrará en los torneos que se disputen en Buenos Aires o en el interior del país.

El compromiso más cercano que tiene por delante es el Torneo Argentino de la Federación Nacional de Karate, el cual se disputará en la localidad bonaerense de San Pedro el próximo mes de mayo.

“Después de este año, es probable que me retire de los torneos para dedicarme de lleno a los estudios. Actualmente estoy en el último año de la secundaria y estoy haciendo todo el proceso de ingreso para ser oficial del Ejército. Quizás pueda participar de torneos que sean sólo de un día”, concluyó el joven karateka.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *