Sociedad

Cada vez son más los venezolanos que vienen a Pilar con deseos de superación

0

20 de cada 100 currículums que reciben las agencias de trabajo son de migrantes caribeños. Pilarenses destacan las ganas de trabajar de los “hijos de Bolívar”. Ducoté habló sobre ellos.

 Richard J. Guerra

Cada vez son más los venezolanos que llegan a nuestro distrito. Forzados, en contra de su voluntad, a huir de su país por la grave situación sociopolítica que atraviesan y decididos a iniciar desde cero en una tierra que desconocen, los emigrantes de Venezuela ven en Pilar un lugar lleno de oportunidades y desafíos para reconstruir una calidad de vida que les fue arrebatada.

Día a día se ven más venezolanos en las calles de nuestra región. En restaurantes, espacios públicos, colectivos, empresas y organizaciones. Se ha vuelto más frecuente escuchar en las calles ese tono cantado al hablar. En su mayoría, personas con alto grado de formación educativa y social, que por la falta de oportunidades han tenido que escapar de su nación. La pregunta es: ¿Cómo aportan los migrantes del país caribeño a nuestro distrito?

Para darle respuesta a esta consulta, Resumen realizó una investigación en la que recogió desde testimonios de los propios protagonistas hasta las palabras del intendente Nicolás Ducoté.

Aunque no hay una cifra registrada, es comprobable el aumento de migrantes caribeños. Extraoficialmente se conoció que la cantidad estaría entre los 1.500 y 2.000, según referentes de la comunidad de la tierra de Simón Bolívar. El grupo en Facebook “Venezolanos en Pilar” cuenta con 652 miembros.

 

Los receptores

Es palpable la presencia de los caribeños en Pilar. Según las agencias de empleos, en los últimos dos años aumentó considerablemente la cantidad de venezolanos que dejan sus currículums por ofertas laborales. La recepcionista de una de estas oficinas consultadas mencionó: “De cada 100 currículums que recibimos, 20 son de venezolanos”, acompañó su información acotando que “lo increíble es que son personas estudiadas, son licenciados, arquitectos, abogados, doctores, que se postulan para cualquier puesto de trabajo. No les importa limpiar piso o lavar autos”.

Otro en pronunciarse ante el tema fue el Jefe Comunal, quien destacó: “Pilar ha sido siempre un distrito que ha estado de brazos abiertos para recibir a todos nuestros migrantes. En los últimos dos años hemos ido recibiendo cada vez más a vecinos y hermanos de Venezuela que van encontrando en Pilar un lugar de oportunidades”.

Ducoté: “Vamos a darle el mismo tratamiento a nuestros hermanos venezolanos que a nuestros vecinos”

Sobre ese punto, Ducoté aportó: “Vamos a darle el mismo tratamiento a nuestros hermanos venezolanos que a todos nuestros vecinos para que puedan desarrollar todo su potencial, su capacidad y sentirse parte de esta comunidad”.

En un reconocido restaurante de hamburguesas de la zona, trabajan hasta cinco venezolanos. Uno de los encargados del mencionado local, Jonathan Acevedo, también aportó una opinión sobre sus compañeros: “Yo trabajo con venezolanos y se desarrollan bastante bien, son laburantes, muy buenos y no son para nada malas personas”. Asimismo, añadió: “Se nota que en Pilar creció bastante la población de venezolanos. Antes no se veían tantos migrantes de ese país como se ve actualmente”.

 

Los protagonistas

Son muchos los ciudadanos del país caribeño radicados en Pilar. Como representante de la comunidad figura Mareli Palma. Esta licenciada en Comunicación Social forma parte del equipo de prensa del HCD.

Sobre la cantidad precisa de migrantes nacidos en el país de Simón Bolívar, Palma informó: “Me he movido muchísimo para conseguir esas cifras, pero es difícil concretarlas. El adelanto que tenemos es que vamos a realizar un sistema de gestión, que es una especie de encuesta voluntaria para los venezolanos que están en zona norte”.

Euris Ramírez: “siempre estaré agradecida con Pilar y Argentina por abrirme las puertas cuando más lo necesité”    

Otra de las consultadas fue el farmacéutico, Euris Ramírez, quien arribó a la Argentina hace 10 meses, tan solo con dos maletas y muchas ganas de superación. Aunque en el presente siente su vida encaminada, antes de ejercer su carrera trabajó en una peluquería y una tienda de zapatos. “Al principio es duro, no es nuestra intención venir a ocupar un espacio ni a incomodar. Por fortuna he conocido a muchos argentinos que se han portado maravillosamente bien conmigo y siempre estaré agradecida con Pilar y Argentina por abrirme las puertas cuando más lo necesité”, expresó.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad