La joven se encontraba en un centro de rehabilitación de Astolfi pero fue vista por última vez el domingo a las 21. Su hermana junto a la policía la buscan en estaciones de trenes y colectivos.

Familiares, amigos y toda la comunidad pilarense se encuentra en la búsqueda de Florencia Zapata, una joven oriunda de Entre Ríos que desapareció el domingo por la noche en nuestro distrito.

La joven, de Concepción del Uruguay, se encontraba en Villa Astolfi dentro de un centro de rehabilitación, ubicado en El Abedul 168, y, por motivos que se desconocen, hasta el día de hoy nada se sabe de su paradero.

La denuncia fue radicada ni bien dieron aviso a su hermana, Celeste, de lo ocurrido y desde ese momento la policía pilarense ha comenzado una exhaustiva búsqueda en los alrededores del centro, en estaciones de servicio, terminales de ómnibus y trenes ya que, estiman, podría haber querido volver hacia su provincia natal.

“Estoy viajando para Pilar. Ella desapareció el domingo a las 21, del centro de recuperación de adicciones “Vencer para Vivir”. No sabemos cómo ocurrió, porque en sí nadie la vio salir”, explicó en diálogo con Diario Resumen, Celeste, hermana de Florencia, durante la mañana del lunes.

Según le comunicaron, podría haber “aprovechado” un recambio de cuidadores en el centro para poder irse sin ser vista, pero al momento nada es certero: “supuestamente, sí, creen que aprovechó una distracción en la cena y que ahí se fue. No sé con seguridad todavía”.

Consultada por si, en algún momento, la joven desaparecida había expresado malestar con la comunidad terapéutica Celeste aseguró que su hermana nunca le expresó ningún conflicto, pero que sí creía que su tiempo allí había terminado.

“Como todos o la mayoría de los internos, intentan disuadir a su familia expresando sus ganas de irse porque se encuentran bien, pero nunca habló de algo malo que le haya ocurrido ahí adentro, solo me decía que se sentía bien y quería irse pero su tratamiento requería más tiempo”, explicó Celeste.

Florencia Zapata está siendo buscada en Pilar, Escobar y alrededores e incluso, en Retiro. Mide 1,60, es de contextura pequeña, cabello claro y ojos claros. Al momento de su desaparición, vestía una campera negra y llevaba consigo una mochila color rosa.

“Pienso que puede estar en estaciones de trenes o colectivos, porque pensamos puede venir a Entre Ríos pero no tiene teléfono, no tiene dinero y eso nos alarma. Ella es depresiva, quizás tomó otra decisión y estamos asustados. Soy la única familia que tiene”, cerró Celeste.

Ante cualquier dato comunicarse al 3442-529142.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Policiales