La ministra aseguró que el hombre portaba un cuchillo según el llamado al 911. Además, apuntó que “lo mejor” hubiese sido que tuviese “un arma adecuada, como una taser”.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, defendió este miércoles al policía de la Ciudad de Buenos Aires que pateó y le causó la muerte a un hombre que entorpecía el tránsito en el barrio porteño de San Cristóbal, al asegurar que el agente “estaba protegiendo a los ciudadanos” porque la víctima portaba un cuchillo.

“El policía lo quiso reducir, no lo quiso matar. Estaba protegiendo a los ciudadanos de una situación amenazante, ese es el marco general que hay que plantear”, puntualizó Bullrich.

En diálogo con radio La Red, la funcionaria dijo que “no se puede mirar el video (del hecho) sin entender el contexto” e insistió en que la víctima “estaba generando una amenaza”.

“El cuchillo es una de las armas más peligrosas que puede tener una persona, porque si uno se acerca lo pueden matar. La situación fue tratar de que esa persona no siguiera en una actitud agresiva, con una metodología que evidentemente no es la mejor”, disparó la ministra.

Cuando un policía hace una acción para terminar una amenaza, hace lo correcto”

Acto seguido, procedió a mencionar que con una taser, el resultado del accionar hubiese sido completamente distinto ya que es un arma más adecuada para aquel contexto. “Lo mejor hubiera sido que ese policía tuviese un arma adecuada para esa circunstancia, como una taser. En este caso tuvo que usar su cuerpo y tuvo un desenlace lamentable, que sin dudas el policía no buscó. No sacó su arma de fuego”, agregó.

Asimismo, ejemplificó con casos en los que, debido a un cuchillo, hubo heridos a modo de defensa del accionar policial: “Tenemos el famoso caso del turista norteamericano herido por un cuchillo y si uno mira las estadísticas hay muchas muertes por cuchillos”.

En la misma línea, la ministra dijo que se trata de “una situación compleja, pero que se entiende en el marco de situación de agresividad y de conmoción de una persona que estaba agrediendo y que podía usar su cuchillo contra cualquier ciudadano”.

Ante la consulta de si el agente actuó de acuerdo al protocolo, Bullrich dijo que de acuerdo a lo que le manifestaron y “dentro de una circunstancia donde no tenía otro arma de menor capacidad letal que una de fuego, utilizó su cuerpo, con la mala suerte de que la persona golpeó mal su cabeza contra el piso y murió”.

“Cuando un policía hace una acción para terminar una amenaza, hace lo correcto. Esta era una situación de amenaza clara: la persona que llama al 911 explica que la estaban amenazando con un cuchillo. Estamos frente a una situación de una persona que podía generar violencia. ¿Qué pasa si mataba a alguien y había un policía al lado? Cuando la Policía cumple su deber, hay que protegerla”, sentenció.

El caso que se debate es por la muerte de Jorge Martín Gómez (41), quien recibió una patada por parte del agente en momentos que interrumpía el tránsito y amenazaba a automovilistas armado con un cuchillo. El hombre murió por un golpe en la cabeza al caer tras recibir una patada en el pecho de un policía, quien quedó detenido. La situación quedó registrada en una filmación de las cámaras de seguridad de la zona.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales