Demoras, decretos y ofertas abajo de la inflación traban las paritarias municipales

0

Ese es el panorama que engloba las negociaciones entre gremios municipales y los diferentes municipios de la Provincia. Son varios los intendentes que buscan arreglar por debajo del 15 por ciento.

Las paritarias se avecinan complicadas y traerán más de un dolor de cabeza en los municipios de la provincia de Buenos Aires. Es que mientras pocos intendentes se salen del libreto y rompen el techo del 15 por ciento en sus ofrecimientos, las negociaciones se tiñen de otros conflictos como reclamos por horas extras, demoras, cierres por decreto y hasta ofertas por debajo de la proyección inflacionaria.

En Bahía Blanca, los municipales realizaron una retención de tareas para protestar por la demora en el inicio de las paritarias y por “incumplimientos” en torno a lo acordado en la negociación de 2017. Los empleados de la comuna que administra Héctor Gay se quejan de que el jefe comunal no cumplió con las recategorizaciones que formaron parte del acuerdo del año pasado.

Mientras tanto, en Trenque Lauquen, donde tampoco comenzaron las negociaciones, sindicatos y concejales de la oposición denunciaron que el intendente Miguel Fernández pretende reducir las horas extras en un 15 por ciento. El jefe comunal dijo que viene realizando una reorganización en ese sentido y admitió que “todavía hay nichos donde hay horas extras que no son compensadas por horas de trabajo efectivo”.

En La Plata, la negociación comenzó el jueves y el intendente Julio Garro sorprendió al ofrecer un 12 por ciento, una cifra que se encuentra por debajo de la proyección inflacionaria del Gobierno y del ofrecimiento realizado por la gobernadora María Eugenia Vidal a los docentes. La propuesta fue rechazada de plano por los gremios, quienes también reclamaron por puntos incumplidos de la paritaria del año pasado.

Mientras tanto, el jefe comunal de Berisso, Jorge Nedela, tensó la relación con los municipales tras confirmar que realizará descuentos a los trabajadores que realizaron una retención de tareas en protesta por retrasos en el cobro de sueldos.

En Saavedra, Hugo Corvatta recurrió al decreto y resolvió dar un 15 por ciento en tres tramos a pagar en marzo, mayo y junio. Si bien la medida fue aceptada, los trabajadores adelantaron que pedirán que la negociación se reabra en el segundo semestre.

Fuera de libreto. En este contexto, el pergaminense Javier Martínez, fue uno de los pocos intendentes que se salió del libreto y acordó con los municipales un aumento del 17,7 por ciento en dos tramos, más una cláusula de revisión para revaluar la cifra en caso de que lo otorgado supere la inflación.

Compartir!

Deja una respuesta