El pedido vecinal por cese de trabajos hasta que estén los informes de impacto ambiental, no fue oído. Afirman que sin esos datos, no pueden asegurar que no habrá inundaciones o contaminación.

Luego de las denuncias de los vecinos del barrio Rincón de Irizar por el basural ubicado en la calle Del Gasoducto, a 200 metros de Avenida Frondizi, mantuvieron su segunda reunión con las autoridades municipales pero, lejos de llegar a una solución, los vecinos han expuesto nuevamente la falta de controles.

En el diálogo estuvieron presentes el Jefe de Gabinete, Juan Pablo Martignone, el secretario de Obras Públicas, Guillermo Iglesias, el titular de la Agencia de Residuos, Mariano Santillán, la responsable de Gobierno Abierto, María Quevedo y el Defensor del Pueblo, Juan Pablo Trovatelli.

Mariano Santillán, de la Agencia de Residuos, había confirmado momentos antes a Diario Resumen que ante los pedidos de los frentistas de culminar las tareas hasta tanto esté el informe de impacto ambiental, llevarían “otras ideas”.

Sin embargo, Germán Torres –uno de los vecinos que lleva adelante el reclamo– aseguró que no hubo otras ideas a considerar. “El planteo que hicimos fue que buscaran otro lugar para hacer esto, una zona que no perjudique ningún barrio. Pilar tiene un extenso territorio rural, tiene muchas cavas y, luego de tres años de gestión, nos dijeron que el problema no viene desde su gobierno, sino desde antes y estamos hartos de escuchar que el problema es anterior”, contó Torres a Resumen.

“No nos dieron opción, solo vinieron con un planteo de trabajo, dijeron ‘son cosas que no pueden hacerse pero lo necesitamos’. El Jefe de Gabinete admitió que se están haciendo las cosas de forma inadecuada. No consideraron nuestra petición”, expuso.

El planteo que hicimos fue que buscaran otro lugar para hacer esto, una zona que no perjudique ningún barrio”

Mientras la Comuna afirma que el sector es el adecuado para el depósito de los “residuos verdes”, los vecinos critican que se ha encontrado basura de todo tipo y que se desconoce si realmente el lugar es apto. “Cómo pueden asegurarnos que es la mejor opción si no tienen estudios de impacto ambiental, el permiso del OPDS, el permiso de ADA. No cuentan con nada, son los primeros en evadir la ley”.

Asimismo, Torres expuso que las autoridades explicaron que “el Municipio tiene problemas financieros” y que llevar todo al CEAMSE “implicaría un gasto de 1.400 millones”.

Las inundaciones

Uno de los temores más grandes de los vecinos está en las posibles inundaciones que sufrirán si esa cava continúa siendo rellenada ya que, ante las precipitaciones, actuaba como reservorio. Esta preocupación no fue calmada en la charla ya que, según dice Germán Torres, la Comuna no puede dar seguridades.

“No pueden asegurarnos que no nos inundaremos, que no se contaminará el agua porque tiran basura y eso es un delito penal. Terminaron diciendo que ellos necesitaban tirar las ramas igual, que las llevarían y que el viernes podríamos ir a ver que solo se trata de eso y no hay otro tipo de basura”, expuso el frentista.

Ante la no respuesta al pedido de culminar con los trabajos hasta tanto haya informes, los vecinos han realizado denuncias en el OPDS, en el Tribunal de Faltas y buscarán llegar al Concejo, aunque el diálogo con el Municipio continuará. “No tenemos que contaminarnos nosotros para que las empresas privadas de la zona estén bien, primero deben cuidarnos a nosotros, darnos tranquilidad. Los vecinos estamos primero”, cerró Torres.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad